El interior del 2008, y especialmente con nivel GT Line, está rematado con gusto y recurre a materiales de buena calidad. Y nuestra unidad, por ejemplo, montaba la tapicería de cuero opcional. Pero detrás no hay salidas de aire centrales. La amplitud, sin batir récords en su clase, es correcta.

Artículo anteriorPrueba Toyota GR Supra exteriores
Artículo siguienteRange Rover Evoque P300e