Imágenes prueba Ford S-Max 2.0 TDCI 180

Desde 2006, Ford encontró la receta de la practicidad y la deportividad con el primer S-Max. La nueva generación mejora a su antecesor. Es el monovolumen más divertido de conducir.

Prueba Ford S-Max. Fotos dinámicas

El Ford S-Max combina a la perfección versatilidad y comportamiento deportivo.

Prueba Ford S-Max. Fotos dinámicas, imagen 1 Prueba Ford S-Max. Fotos dinámicas, imagen 2 Prueba Ford S-Max. Fotos dinámicas, imagen 3 Prueba Ford S-Max. Fotos dinámicas, imagen 4

Prueba Ford S-Max. Fotos estáticas

La carrocería del Ford S-Max combina amplitud con una altura menor que un monovolumen normal. Eso garantiza un comportamiento más aplomado.

Prueba Ford S-Max. Fotos estáticas, imagen 1 Prueba Ford S-Max. Fotos estáticas, imagen 2 Prueba Ford S-Max. Fotos estáticas, imagen 3

Prueba Ford S-Max. Fotos interior y asientos

Puede ofrecer siete plazas, aunque si sólo se quieren cinco se rebaja el precio 750 euros. El acabado es de gran calidad.

Prueba Ford S-Max. Fotos interior y asientos, imagen 1 Prueba Ford S-Max. Fotos interior y asientos, imagen 2 Prueba Ford S-Max. Fotos interior y asientos, imagen 3 Prueba Ford S-Max. Fotos interior y asientos, imagen 4

Prueba Ford S-Max. Maletero

La capacidad de maletero se puede ampliar en función de las necesidades abatiendo la segunda y tercera fila de asientos de forma individual.

Prueba Ford S-Max. Maletero, imagen 1 Prueba Ford S-Max. Maletero, imagen 2 Prueba Ford S-Max. Maletero, imagen 3 Prueba Ford S-Max. Maletero, imagen 4

Prueba Ford S-Max. Detalles

El modelo fabricado en la planta de Almusafes cuenta con las más avanzadas tecnologías y está cuidado al máximo hasta en los más mínimos detalles.

Prueba Ford S-Max. Detalles, imagen 1 Prueba Ford S-Max. Detalles, imagen 2 Prueba Ford S-Max. Detalles, imagen 3 Prueba Ford S-Max. Detalles, imagen 4
Sigue Motor16