viernes, 30 septiembre 2022

Seis coches eléctricos que corren… Y mucho

Da la sensación de que cuando hablamos de eléctricos estamos obligados a hacerlo solo de su eficiencia, economía, gasto o emisiones. Pero los coches eléctricos son mucho más, tal como se está demostrando. Incluso desde un punto de vista prestacional o deportivo.

Por eso, el que busque prestaciones, rendimiento, aceleraciones instantáneas, adelantemientos fulgurantes y, por supuesto, diversión al volante, tiene que empezar a girar la cabeza hacia los modelos de 0 emisiones. Y ahí se va a encontrar cada vez con más alternativas que si bien no van a hacer olvidar a los buenos aficionados los motores de combustión, al menos compensarán con prestaciones y comportamiento a los conductores más dinámicos.

Además, cada vez más marcas se van acercando a este subsegmento de eléctricos de altas prestaciones. Y no solo marcas premium y no solo con carrocerías o modelos radicalmente deportivos en su estilo. Eso sí, ninguno de los modelos es barato; porque prácticamente ninguno de los coches eléctricos que se venden en España son baratos.

El último en sumarse a este reducido grupo de ‘superdeportivos’ eléctricos es Kia. La marca coreana, que anda sobrada de autoestima, no se arredra ante lo que para otros hubiera sido un reto inasumible. Con el Kia EV6 GT han decidido plantar cara a los fabricantes más exclusivos y deportivos. Y lo hacen de tú a tú, con un modelo que dará mucho que hablar entre los que buscan máximo rendimiento con la mayor eficiencia.

En la presentación internacional del Kia EV6 GT, la marca coreana nos avanzaba los modelos que iban a ser rivales de su SUV eléctrico de altas prestaciones. Una excusa perfecta para repasar los modelos de 0 emisiones más deportivos, en cuanto a rendimiento y prestaciones del mercado. Una lista que por ahora tiene seis representantes pero que no dudamos que con el tiempo se va a ir incrementando.

Estos son los seis eléctricos más rápidos del mercado… Bueno, los seis que, aunque caros, te puedes comprar y puedes conducir sin tener que ponerte el casco de piloto y lanzarte al circuito.