miércoles, 7 diciembre 2022

El Toyota GR86 se hace eléctrico gracias a Scalar Performance

Desde el nacimiento del departamento Gazoo Racing, los chicos de la compañía nipona han colocado su inconfundible emblema GR en sus modelos más deportivos. Y el último es el extraordinario Toyota GR86, una criatura que en España tienes a la venta desde 32.900 euros.

Sin embargo Toyota y Gazoo Racing aún no tienen un modelo eléctrico de altas prestaciones, de la misma manera que no se espera un sensacional Toyota GR86 con una mecánica ‘0 emisiones’. Sin embargo, el especialista Scalar Performance tiene la solución con el lanzamiento de este impresionante SCR1 que fue presentado al mundo entero en el pasado SEMA de Las Vegas. Y si, se trata de un Toyota GR86 que esconde una mecánica eléctrica. Pero solo se puede disfrutar dentro de un circuito.

Este Toyota GR86 pierde su motor bóxer original

Más allá de todas las mejoras que Scalar Performance ha efectuado en el exterior, en el interior, en las suspensiones, en el equipo de frenos o en la seguridad para adaptar a este Toyota GR86 al mundo de la competición, lo más significativo es la eliminación del motor FA24D H4. Como sabrás, estamos hablando de un motor 2.4 Bóxer y atmosférico que ha sido concebido por Subaru (recuerda que ellos tienen el Subaru BRZ, hermano gemelo de este deportivo japonés) y que genera 234 CV de potencia y 250 Nm de par motor. Dicho bloque ubicado sobre su eje delantero se reemplaza por uno llamado Hypercraft Strealth EV, que Scalar Performance coloca en la parte posterior de este SCR1. Dicho motor eléctrico es capaz de generar 245 kW de potencia (333 CV) y 470 Nm de par motor, cifras mucho más atractivas que las generadas por el motor térmico original.

Para alimentar a este nuevo motor eléctrico, los chicos de Scalar Performance se han decantado por una batería Hypercraft que tiene una capacidad de 65 kWh. Según este especialista le promete hasta 45 minutos de diversión continua dentro de un circuito. Además admiten recargas rápidas de hasta 150 kW, de forma que en menos de 20 minutos pueden alcanzar el 80% de su capacidad.

Más potente y casi tan ligero como un Toyota GR86 de serie

Toyota GR86 Scalar Performance SCR1. Imagen movimiento frontal.

Otro aspecto sorprendente de este Toyota GR86 eléctrico es su peso. Cierto es que su interior se ha vaciado por completo, pero la llegada de una mecánica eléctrica apenas afecta al lastre del vehículo, porque este SCR1 se conforma con 1.379 kilos en vacío. Ten en cuenta que un Toyota GR86 con cambio manual pesa en orden de marcha 1.339 kilos.

Gracias a ello esta criatura es realmente rápida. Tanto es así que los chicos de Scalar Performance dicen que su SCR1 puede acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en apenas 3,9 segundos, de la misma manera que su velocidad máxima se cifra en 267 km/h. Eso es mucho más atractivo que los 6,3 segundos y los 226 km/h que firma un Toyota GR86 de serie.

Cada uno de estos SCR1 cuesta 210.000 dólares

Toyota GR86 Scalar Performance SCR1. Imagen detalle exterior.

Scalar Performance dice que su SCR1 es el primer vehículo de carreras eléctrico para clientes amateur. También se ha convertido en el primer vehículo eléctrico de carreras aprobado por la National Auto Sport Association para carreras de turismos, de manera que lo podremos ver en pista el verano del próximo año.

Las primeras unidades de este Toyota GR86 eléctrico y de carreras ya se pueden reservar. Cierto es que Scalar Performance tienen previsto fabricar solo 10 unidades bautizadas como Founders Limited Edition, que no son precisamente baratos. Y es que cada ejemplar se ofrece por la friolera de 210.000 dólares, el equivalente a unos 211.500 euros al cambio actual.