sábado, 28 enero 2023

Ferrari regresa al futuro de las 24 Horas de Le Mans y la resistencia

El matrimonio de Ferrari con la Fórmula 1 no ha sido su único vínculo con la competición automovilística. Porque el fabricante italiano volverá oficialmente al mundo de la resistencia y las 24 Horas de Le Mans en 2023. Allí donde nació y creció su leyenda.

La historia de Ferrari en Le Mans decayó mientras subía en la F-1

En 1949 un Ferrari ganó las 24 Horas de Le Mans por primera vez, a los mandos Luigi Chinetti, quien luego se convertiría en el importador de la marca italiana en Estados Unidos. Compitió en aquella edición con un coche rojo a pesar de la prohibición del mismísimo Enzo Ferrari. Pero el cénit del fabricante italiano llegó desde 1960 a 1965 en el titánico duelo con Ford, que decidió acabar con el dominio en los circuitos de los coches de Ferrari, cuando este se negó a vender su joya a Henry Ford. A partir de 1965 empezó la decadencia en las 24 Horas de Le Mans, mientras crecía su peso específico en la Fórmula 1.

Fue precisamente en 1973 cuando Ferrari participó oficialmente por última vez en las 24 Horas, año en el que el recién llegado Luca de Montezemolo a la dirección deportiva decidió concentrar la actividad deportiva en la Fórmula 1, ya que en Maranello no consideraron posible también la resistencia. En aquella edición, Ferrari y Matra se enfrentaron en una extraordinaria pugna, en la que logró aquel la pole y subió al podio, pero sin poder lograr el triunfo. Cuando el 499P Hypercar debute el próximo año en Sebring recogerá el testigo del 312 PB de 1972 y 1973. Decoración incluida.

Ferrari 499P

“Con el programa Le Mans Hypercar, Ferrari afirma de nuevo su compromiso deportivo y su determinación para ser protagonista en el mayor acontecimiento global del mundo de las carreras” declaraba el mismísimo John Elkan al anunciar la vuelta a Le Mans. 50 años después, Ferrari aprovecha el centenario de la carrera francesa, sin duda uno de los hitos deportivos del automovilismo de las últimas décadas. Elkan y toda la cúpula de Ferrari fueron anfitriones del espectacular lanzamiento del prototipo italiano en las Finali Mondiali de Imola, el último fin de semana de octubre.