jueves, 18 agosto 2022

Los motivos por los que Fernando Alonso sí ganará otro Mundial

Lo que empezó siendo un chascarrillo germinado en las redes sociales ha florecido en una consigna generalizada que comparten los más y menos entendidos. Todo el mundo quiere ver a Fernando Alonso retirándose con un tercer mundial de Fórmula 1 bajo el brazo. Es un objetivo común, una afrenta colectiva bien resumida en esa frase de dos palabras cargadas de indescriptible ilusión, alimentada por un decidido sentimiento de hacerle justicia al heroe caído. Loores eternos al vencido en aquellos años que rozó el tercero y una última oportunidad para perder la cabeza con él. Eso es realmente “El Plan”. Y parecía que 2022 era la fecha del todo o nada, pero quizá esa expectación cortoplacista colectiva y la lógica desilusión de sus fans tras el arranque de la F1 2022 no se correspondan con la realidad a medio o largo plazo, algo más optimista.

Del mismo modo que el cambio de normativa de 2022 es solo el comienzo de un revolucionario giro que afronta la Fórmula 1 en los próximos años para dar más igualdad y oportunidades a todos los equipos, “El Plan” solo acaba de empezar. Alpine parte de cero. Tras la famosa ‘Renaulution’ de Luca de Meo que aspiraba a mover el Grupo Renault “de volúmenes a transformación de valor”, todo lo que no generaba valor estratégico se ha desechado, aunque se llamara incluso Alain Prost. Cargarse las ‘vacas sagradas’ a costa de añadir valor agregado externo ha derivado en todo un elenco de talento reclutado en un momento clave para la causa. ¿Puede Alonso despedirse con el tercero? Sí y te damos motivos para confiar.

Alonso ya no mete prisa

Fernando Alonso ha aprendido de sus propios errores del pasado. “Caballo que alcanza quiere ganar”, pero hay que saber dar tiempo al tiempo. Quizás la exigencia inmediata de resultados no le transmitió la calma necesaria a sus proyectos en Ferrari o al calamitoso lapso en McLaren Honda, que terminó como el rosario de la aurora. Los “tres, cinco o siete años” que el asturiano da de margen para ver a Alpine ganando no son casualidad.

Liberar presiones, trabajar en silencio y evitar focos de atención es ahora la receta… que debe encajar con la suya propia, esos “dos o tres años más” que espera seguir en Fórmula 1. Si temporada a temporada vemos un Alpine progresivamente más cerca de los punteros, ¿Puede ser 2025 (justo veinte años después de su primer título) la campaña del último baile de Alonso que acabe esta vez con final feliz?