sábado, 4 febrero 2023

Adiós a Ken Block, el visionario más famoso que los campeones del mundo


El impacto del fallecimiento de Ken Block ha sido paralelo al gigantesco seguimiento que disfrutaba su singular figura. Algunos han comparado la enorme onda sísmica de su inesperada marcha a la del legendario Colin McRae, también de similar carisma similar y habilidad única al volante. De hecho, ninguno de los dos falleció en una máquina de carreras, aunque ambos fueran pilotos de rallies de pura cepa que asumieron enormes riesgos con sus talentos. Aunque en el caso del Block, la figura mediática eclipsara a la deportiva.

Su fallecimiento en un accidente de moto de nieve ha producido una gran conmoción internacional. El increíble éxito de sus espectaculares videos y producciones al volante le convirtieron en una figura legendaria. Fue un visionario para plasmar su habilidad en un gran espectáculo de masas en las redes sociales, donde también fue un pionero que cambió los esquemas en muchos despachos de markéting y en la cabeza de otros tantos deportistas de élite, hasta el punto de liderar con sus videos las listas de You Tube, superando más de 500 millones de visualizaciones.

Ken Block

Ken Block, una historia unida a la adrenalina

Block empezó muy tarde a competir en rallies -40 años- y llegó a participar más que dignamente en el Mundial de Rallies y en el Mundial de Rallycross. Para un piloto americano no resultaba nada sencillo lograr un presupuesto y medirse a los mejores del mundo. Pero no dejó nunca de intentarlo.

Inquieto, ambicioso, creativo, se dedicó en su juventud a todo aquello que derrochara adrenalina en acción, pero también en los negocios. Uno de sus hitos clave fue la creación de la famosa marca DC Shoes, que luego vendería al gigante Quicksilver por 87 millones de dólares en 2004. Cualquier deporte de nieve era dominado por Block, quien descubrió el pilotaje después de la venta de su negocio. Aficionado y seguidor en los videos de las evoluciones de Colin McRae, comenzó a imitar a sus ídolos. Dicen que los grandes esquiadores tienen aptitudes para convertirse en grandes pilotos. Hay ejemplos de ello. Block se convirtió en uno de ellos.

Block necesitaba ganar habilidad en asfalto de cara a su asalto al Mundial de Rallies. Acudió a un pequeño circuito de California para aprender la técnica de ‘drifting’ en asfalto, ya que el campeonato americano contaba con muy pocos rallies con dicha superficie. Participó así en un certamen de gymkhana. Durante un día de entrenamientos, grabó las imágenes que fueron subidas a You Tube. Quedó alucinado con la respuesta. El piloto también era un emprendedor visionario, no en vano había hecho fortuna con los negocios antes que con el pilotaje.

Las escenografías de Ken Block son legendarias

Con su visión comercial y su increíble habilidad para las maniobras más insólitas al volante de un vehículo, Ken Block se convirtió en una leyenda. No solo con sus espectaculares evoluciones en las producciones más espectaculares, sino también en las consolas de videojuegos. Desde 2008, Block buscaba los escenarios más llamativos, fundamentalmente urbanos, para crear escenografías de grandes derrapadas, saltos e inverosímiles maniobras. ¿El nombre de la serie? Gymkhana. Desde el punto de vista del retorno mediático, Block multiplicaba los impactos de marcas que destinaban grandes presupuestos a la competición, incluido el Campeonato del Mundo de Rallies.

Ken Block

A pesar de su éxito mediático tan poco convencional y de que su figura fuera cuestionada en los ambientes profesionales de los rallies, Block no renunció nunca a su carrera como piloto, que le apasionaba, aunque bien podría haberse refugiado en el campo donde se estaba haciendo famoso universalmente y logrando impresionantes apoyos comerciales. En 2010 participó en varios rallies del Mundial, y como mejor resultado logro un noveno en el Cataluña. Seguiría con apariciones esporádicas durante los siguientes años. En México 2013 fue séptimo. En 2018 terminó en el Mundial, pero siguió compitiendo en el Mundial de Rallycross y en el Campeonato de Europa. Con 55 años aún tomó parte en el campeonato americano de Rallies de 2022. Su mayor objetivo era el título nacional de rallies de Estados Unidos. Fue subcampeón.

Asociado durante años a Ford para la producción de sus videos, la visión de Block no se quedó atascada en el concepto de éxito que había sido Gymkhana. En 2021, el americano anunciaba que rompía con la marca con la que se había asociado para sus espectaculares vídeos. Audi acudió a buscar al americano con un proyecto irrechazable. Block era un gran amante de los famosos Audi Quattro de los ochenta, y la marca alemana le ofreció una montura eléctrica que modernizaba la imagen y prestaciones de aquella mítica montura, con una capacidad de innovación tecnológica que incluso rompió los esquemas de pilotaje a los que estaba acostumbrado el propio Block.

En 2021 Ken Block se pasó a Audi

“Gymkhana” se convirtió así en “Electrikhana”. Su equipo, Hoonigan, fue rebautizado Hoonitron, como se conocía a la montura alemana, su nueva arma de conducción y espectáculo. En ocasiones, sus “spinning” de ruedas creaban una enorme nube de humo blanco: era el agua en el asfalto, que hervía con el contacto de las ruedas en plena tracción. Amante confeso de superar siempre los límites, Audi le ofrecía una sofisticada máquina de prestaciones brutales. Incluso acudió a un escenario novedoso, Las Vegas.

Ken Block

El propio Block reconocía que su mente no podía adaptarse a algunas de las maniobras que el S1 eléctrico permitía. Las dificultades y los desafíos para grabar con tan sofisticado prototipo también se incrementaron exponencialmente. Pero Block era consciente de que su futuro pasaba para adaptarse a los nuevos tiempos, en los que las marcas apuestan por una nueva tecnología y mensajes. El americano, siempre pionero, ya se había subido a ese tren, que se ha parado con el accidente en una moto de nieve.

Tras su fallecimiento, todos los campeones del mundo de rallies de los últimos tiempos le rindieron su homenaje y su respeto. Seguro que se hubiera sentido orgulloso del reconocimiento de sus colegas. Carlos Sainz, Peter Solberg, Sebastian Loeb, Sebastian Ogier… Incluso también se sumaron pilotos de otras disciplinas, como Lewis Hamilton. En muchos hogares, Ken Block era más conocido que la mayoría de ellos.