miércoles, 25 mayo 2022

El nuevo Lotus Emira da el salto a los circuitos

Hace tan sólo unos pocos días que la compañía de Hethel nos ponía los dientes largos con la futura presentación de un nuevo modelo. Todo apuntaba a que podría tratarse de un deportivo exclusivo para usar en circuito… Y así ha sido. Ante tus ojos tienes el nuevo Lotus Emira GT4.

Cierto que no se trata de una criatura nueva al 100 x 100, porque esta versión para la competición fue mostrada por la compañía británica en septiembre del año pasado. Sin embargo, ahora esta criatura ha debutado en público en un evento celebrado en la propia pista de Hethel en Reino Unido.

RML Group ha trabajado en el desarrollo de este Lotus Emira GT4

Este nuevo Lotus Emira GT4 se ha convertido en el primer vehículo que ha sido desarrollado por la división Lotus Advanced Performance, que tiene una estrecha relación con RML Group. Como sabrás, esta empresa británica, especializada en fabricar repuestos para clásicos Ferrari, Lamborghini o Maserati, han sido quienes han desarrollado una exclusiva joya inspirada en el legendario Ferrari 250 GT SWB. Y este nace de la base de un Ferrari 550 Maranello como donante.

Gavan Kershaw, Director de Vehículos Especiales de Lotus y ex campeón británico de GT, tuvo el privilegio de pilotar el nuevo Lotus Emira GT4. Lo hizo en el mítico circuito de Hethel, donde la firma británica prueba cada unos de sus nuevos vehículos. Y lo hizo además junto a un legendario Lotus Type 30 del año 1965. Durante este evento, Kershaw ofreció paseos a sus invitados para experimentar desde el asiento del acompañante, lo que esta criatura es capaz de hacer.

Una aerodinámica y una tecnología enfocada al uso en circuito

2022 Lotus Emira GT4. Movimiento en circuito.

Para convertir un Lotus Emira en un vehículo de carreras, los ingenieros de la firma británica tuvieron que modificar de una forma clara toda la aerodinámica. Para ello esta versión GT4 luce un nuevo splitter delantero, un enorme alerón posterior y otros pequeños detalles que aumentan de forma considerable la carga aerodinámica. En ese exterior tampoco desentonan sus llantas forjadas de 18 pulgadas, que se calzan con neumáticos especialmente diseñados por Pirelli para la categoría GT4.

El chasis original gana enteros con la llegada de unos nuevos amortiguadores regulables firmados por el especialista Öhlins. Se trata de su modelo Ttx y se combinan con nuevas barras estabilizadoras delanteras y traseras, además de con un sistema de frenos especialmente creado para la ocasión. Este además contempla un sistema de ABS ajustable desarrollado por Bosch.

Esta versión GT4 mantiene el motor de los Lotus Emira de calle

2022 Lotus Emira GT4. Imagen estática.

En posición central se respeta el corazón original 3.5 V6 desarrollado por Toyota. Como sabrás, el Lotus Emira además ofrece una versión de ‘acceso’ con un 2.0 Turbo de cuatro cilindros, que ha sido concebido por Mercedes-AMG. Sin embargo este bloque superior además se acompaña de un compresor volumetrico, que en este caso es un Harrop TVS 1900. Con todo ello presume de generar 405 CV de potencia y se combina con un sistema de gestión del motor ideado por Motec. Como en los originales, la potencia se envía a las ruedas traseras por medio de un cambio secuencial Xtrac de seis velocidades. Y además hay un diferencial de deslizamiento limitado.

De acuerdo con las estrictas regulaciones establecidas por la FIA, este Lotus Emira GT4 contempla una jaula de seguridad interior, un asiento de competición con arneses de seis puntos, un sistema de extinción de incendios, interruptores de aislamiento, un sistema de telemetría, un depósito con 96 litros de capacidad… Según la compañía de Hethel, su nuevo bólido de carreras se conforma con un peso de 1.300 kilos sin líquidos. Eso son 105 kilos menos de los que pesa un Lotus Emira homologado para la calle.

Cada uno de ellos cuesta 165.000 libras sin impuestos

2022 Lotus Emira GT4. Imagen estática en circuito.

Además de acumular infinitas vueltas en el circuito de Hethel, los chicos de Lotus también han puesto a punto su nueva máquina en trazados como Portimao en Portugal.

Toda la producción para el primer año de vida del Lotus Emira GT4 ha colgado el cartel de ‘todo vendido’. Y eso que la firma británica está pidiendo la friolera de 165.000 libras (196.000 euros) por cada ejemplar sin impuestos ni envío. Pero lo mejor de todo es que tras la excelente acogida, Lotus planea aumentar la producción de cara al año 2023.