El gran SUV de siete plazas de Seat, el Tarraco, le da la bienvenida a una nueva opción mecánica a su gama: un motor diésel 2.0 que se empareja a una caja de cambios automática y a una tracción delantera. Este produce 150 caballos de potencia y se canaliza hasta el asfalto a través del eje delantero y de una caja de cambios automática de siete velocidades DSG con doble embrague.

Artículo anteriorOs presentamos la nueva generación del exitoso Hyundai Tucson
Artículo siguienteEste es el rejuvenecido Jaguar F-Pace 2021