El nuevo Seat Tarraco se ha puesto a prueba en multitud de sitios diferentes. Es capaz de superar un terreno montañoso, pedregoso y con pendientes de hasta el 70%, su tracción a las cuatro ruedas parece no tener límites. El SUV puede superar hasta terrenos con inclinaciones laterales del 85% y cuenta con el asistente de conducción Rollover Assist, con el que se desbloquearían las puertas, pararía el motor y activaría una llamada de emergencia automáticamente en caso de vuelco.

Artículo anteriorMercedes-AMG A35 4Matic. Con extra de picante
Artículo siguienteVolkswagen T6 Transporter. La más rápida en Nürburgring