Como habrás podido comprobar, este Bacalar toma como punto de partida el señorial Bentley Continental GT Convertible, pero Mulliner se ha esforzado en variar hasta el último detalle de su exterior, como su zaga, donde los pilotos, paragolpes, escapes y otros muchos elementos han sido diseñados y fabricados desde cero y a medida de este Bacalar. Igual es lo que sucede con la nueva cubierta para su capota, la culpable también de que este exclusivo vehículo sea un estricto biplaza.

Artículo anteriorAlfa Romeo desvela sus dos nuevas bestias de 540 CV, el Giulia GTA y GTAm
Artículo siguienteDacia presenta un crossover eléctrico para democratizar la tecnología