Este nuevo Mercedes GLC F-CELL no lo podemos considerar como el «tipico» vehículo alimentado por hidrógeno. La firma de la estrella ha trasladado la tecnología plug-in, ya bastante habitual en los vehículos híbridos, a este prototipo con la carrocería de un Mercedes GLC, el cual pretenden tener listo para ser comercializado a finales del año que viene en mercados como Alemania, Japón o Estados Unidos

Artículo anteriorEl superventas Dacia Duster se renueva
Artículo siguientePorsche Panamera Turbo S E-Hybrid. Eficiencia con 680 CV de potencia