Y es que lo más importante de este nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es lo que no se ve. Los ingenieros de la firma de los tres diamantes han revisado por completo su mecánica híbrida enchufable, comenzando por el motor de combustión, que pasa de ser un 2.0 a un 2.4 MIVEC con ciclo de funcionamiento Atkinson (así pasa de 121 a 135 CV de potencia). No contentos con ello, también han sacado 13 CV extra al motor eléctrico posterior (sube de 82 a 95 CV), han revisado por completo su sofisticada gestión electrónica y ahora su batería de iones de litio pasa de 12,0 a 13,8 kWh.

Artículo anteriorPara homenajear al legendario 917, Porsche ha creado este singular 917 Concept
Artículo siguienteRenault nos muestra su visión sobre la movilidad del futuro en el Salón del Automóvil de Barcelona