Visualmente, el nuevo SUV de Kia es idéntico al que se comercializará en otros mercados, con la misma nueva parrilla delantera o los faros LED de serie, por tanto en el apartado estético no cambia nada salvo la ausencia de placa de matrícula en la zona delantera.

Artículo anteriorEste es el lujoso VinFast President, el SUV de lujo de Vietnam
Artículo siguienteEl especialista BRABUS ha convertido un Mercedes-AMG G63 en pick-up