El IIHS estadounidense ha introducido en sus test una nueva prueba de choque lateral, más exigente, para evaluar algunos de los accidentes más peligrosos. El nuevo Mazda CX-5 ha sido el único SUV de tamaño medio en obtener la máxima calificación entre los 20 modelos puestos a prueba.

Artículo anteriorEl legendario Toyota Land Cruiser Serie 70 llega con edición especial
Artículo siguienteYa está a la venta el Citroën ë-Berlingo, la versión 100% eléctrica