Hace tres meses, Hyundai cedió al hospital Beata María Ana de Madrid un simulador de conducción con el objetivo de ayudar a que los pacienes con daño cerebral pudieran recuperar las destrezas y habilidades necesarias para volver a conducir en la vida real. Una experiencia que está dando muy buenos resultados y por la que ya se han interesado otros hospitales que tratan las mismas patologías.

Artículo anteriorEn Tokio se ha presentado este espacioso y funcional Toyota Noah
Artículo siguienteEste es el nuevo bólido de Hyundai para el WRC, el i20 N Rally1