Hasta ahora, McLaren solo había participado en competiciones disputadas en circuitos convencionales, pero el campeonato Extreme E tiene lugar en todo tipo de escenarios remotos, siempre sobre terrenos complicados que solo son aptos para vehículos como el que comparten todos los equipos del certamen: el buggy Odyssey 21 completamente eléctrico capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y de alcanzar los 200 km/h.

Artículo anteriorEl primer coche 100% eléctrico de Toyota es un SUV y se llama BZ4X
Artículo siguienteAsí son los coches que ha creado Lexus inspirados en los superhéroes de Eternals