Ante tus ojos tienes los nuevos Aston Martin DB11 AMR, unas máquinas que derivan de este coupé de 4,74 metros de largo y que bajo su capó ocultan el imponente corazón 5.2 V12 Biturbo y no el 4.0 V8 Biturbo heredado de los especialistas de AMG en Affalterbach. El departamento AMR ha trabajado en él y han sido capaces de extraer 640 CV de potencia y 700 Nm de par motor (en los 'normales' se conforman con 608 CV y 700 Nm). Para acentuar su deportividad, le han instalado un sistema de escape deportivo y con terminales en fibra de carbono, de igual forma que la transmisión automática de 8 velocidades, sus suspensiones activas o el diferencial trasero electrónico se han revisado para la ocasió

Artículo anteriorAsí ruge el impresionante Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye
Artículo siguienteNissan GT-R50 ya rueda en Spa Francorchamps