jueves, 8 diciembre 2022

Xpeng ya tiene permiso para probar sus vehículos autónomos en la calle

El fabricante de automóviles chino Xpeng acaba de anunciar que se ha convertido en el primero de todos en obtener un permiso realmente deseado. Y no es otro que uno que le da derecho a poder experimentar con sus vehículos inteligentes por la ciudad china de Guangzhou. Allí ya han comenzado a rodar con este Xpeng G9 totalmente de serie y con el que están probando sus avanzados sistemas de conducción autónoma.

Lo verdaderamente sorprendente es que para conseguir dicho permiso, el fabricante chino Xpeng tan solo ha tenido que realizar unas pequeñas actualizaciones en el software de su SUV eléctrico. Sin embargo toda la parte de hardware del vehículo se mantiene tal cual sale de la fábrica donde se ensambla.

Xpeng prueba con sus G9 sus sistemas de conducción autónoma en la calle

Xpeng G9. Imagen robotaxi.

“Obtener el permiso de prueba de conducción autónoma en carretera para un vehículo comercial es un fuerte respaldo a nuestras capacidades profundas de I+D y software de conducción autónoma”, dijo el Dr. Xinzhou Wu, vicepresidente del centro de conducción autónoma de Xpeng. “Nuestro enfoque mediante el uso de vehículos comerciales producidos en masa para explorar soluciones de movilidad construirá una base sólida para lograr economías de escala. La significativa rentabilidad nos acerca un paso más a la comercialización de los robotaxis en el futuro”.

Un objetivo que la compañía china tiene en el horizonte es el de convertirse en una empresa con taxis robotizados, donde sacará un gran partido a su avanzada tecnología de ayuda a la conducción y sistemas de conducción autónoma. Eso le ayudará a Xpeng a acelerar aún más el desarrollo de un software para sus vehículos 100% autónomos.

Xpeng G9: un SUV eléctrico que ya se vende en China

Xpeng G9. Imagen movimiento exterior.

Respecto a este Xpeng G9, se trata de un avanzado SUV eléctrico que mide 4,89 metros de largo, que es prácticamente lo mismo que mide un SUV de la talla del Volkswagen Touareg. Debajo de esa carrocería esconde una mecánica eléctrica, disponible con uno o con dos motores. Los primeros son capaces de ofrecer 230 kW de potencia (313 CV) y 430 Nm de par motor, suficientes para poder acelerar de 0 a 100 km/h en cuestión de 6,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima que se limita a 200 km/h.

Por su parte las versiones de este Xpeng G9 con dos motores ven como su potencia conjunta se eleva hasta los 405 kW (551 CV), de la misma manera que el par motor escala hasta los 717 Nm. Con ello este SUV eléctrico acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y su velocidad máxima continúa limitada a 200 km/h.

Presume del sistema de recarga más rápido del mundo

Xpeng G9. Imagen detalle sistema de recarga.

La compañía china mantiene en absoluto secreto la capacidad de las baterías de iones de litio que esconde este Xpeng G9. Ahora bien, la batería más comedida en tamaño ya le procura una autonomía a este SUV eléctrico de 570 kilómetros en el ciclo de homologación chino. Esta se encuentra disponible exclusivamente para las unidades de un único motor, que también proponen una alternativa Long Range cuya autonomía se va hasta los 702 kilómetros. Por su parte las versiones más poderosas se conforman con una autonomía de hasta 650 kilómetros.

Lo realmente significativo de este vehículo es que cuenta con tecnología de carga de 800 voltios, detalle que a la compañía le vale para decir que este G9 es el ‘SUV de producción en serie con el sistema de carga más rápido del mundo’. Y no es mentira, porque sus baterías admiten recargas de hasta 480 kW. Eso lo puedes traducir como en que pueden pasar del 10 al 80% de su capacidad en solo 15 minutos, o en recuperar energía para recorrer 200 kilómetros en apenas cinco minutos.

Un avanzado sistema de conducción autónoma creado para el Xpeng G9

Xpeng G9. Imagen sistemas de conducción autónoma.

Para ofrecer uno de los sistemas de conducción autónoma más avanzados del mundo, el Xpeng G9 está equipado con la friolera de 31 sensores, una cámara frontal y un radar LiDAR dual. La información obtenida por todo ello es analizada por dos chip NVIDIA Drive Orin que se encargan de controlar todos y cada uno de los asistentes a la conducción con los que viene equipado de serie este SUV eléctrico chino.

Precisamente en el país asiático las entregas de este Xpeng G9 arrancaron el mes pasado con precios que oscilan entre los 309.900 y los 469.900 yuanes. Eso lo puedes traducir como entre 44.350 y 67.250 euros al cambio actual. Y no descartes que la casa china lo envíe fuera de sus fronteras, pues dicen que su Xpeng G9 ha sido ‘diseñado a propósito’ para comercializarse en mercados por todo el mundo.