miércoles, 8 febrero 2023

Opel te brinda aire puro y un ‘fisio’ en su interior

La calidad del aire que se respira y la comodidad de los asientos son dos elementos clave en la experiencia a bordo de un automóvil. El nuevo Opel Astra muestra los frutos de años de trabajo de los ingenieros de la marca del rayo sobre estas materias con la incorporación del novedoso sistema Intelli-Air y la presencia de asientos que han merecido la exigente etiqueta AGR, que garantiza una gran calidad, a prueba de dolores de espalda.

Filtro de aire muy eficaz

Intelli-Air es una de las grandes innovaciones que se han estrenado en el Opel Astra. Integrado en el sistema de ventilación del automóvil, está formado por un filtro de aire de alta eficiencia que, además, proporciona información constante sobre la calidad del aire en el habitáculo y ayuda a mantener un ambiente interior limpio y agradable.

Opel

Esta tecnología cuenta con un sistema de filtrado del aire de alta eficacia formado por un filtro de carbón activo y un filtro de partículas. Realizados en un material hidrófugo que evita su congelación en invierno. Gracias a su acción combinada, mantiene fuera del habitáculo gases como el ozono, olores y polen, además de partículas.

En el caso de estas últimas, un sensor controla la entrada de las que miden más de 2,5 micrómetros (PM 2,5), además de vigilar la calidad del aire en el interior y el exterior del vehículo, abriendo o cerrando su entrada en función de su nivel de pureza.

El funcionamiento de Intelli-Air se puede ver y controlar a través de la pantalla táctil del Opel Astra, donde un indicador en forma de automóvil varía su color en función de la calidad del aire siguiendo el índice internationa AQI.

Asientos para evitar la fatiga

Los asientos son el elemento que más se utiliza en los automóviles, aún más que el motor. Sin embargo, es un aspecto que suele pasar desapercibido en el momento de la compra. Todos los que recorren muchos kilómetros al volante conocen bien esta cuestión: tras dos horas consecutivas de conducción y la imposibilidad de realizar ejercicios para compensarlas, el bienestar de la espalda se acaba resintiendo.

Opel

Los síntomas son conocidos: tensiones musculares, dolores al cuello, fatiga, problemas en las piernas, hombros doloridos y dolor de cabeza.

AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V.) es una organización alemana independiente formada por especialistas en medicina postural, que se preocupa específicamente por el bienestar de la espalda, evaluando los asientos de los automóviles y certificando a los mejores.

Para lograr este prestigioso distintivo de calidad, es necesario que los asientos puedan ser regulados basándose en las características físicas de cada conductor. Cuantas más regulaciones disponibles, mejor se puede adaptar la postura, previniendo los problemas físicos corrientes en los largos viajes en automóvil.

Apoyo de la columna vertebral

Los criterios de los técnicos y médicos del AGR se basa en la estructura del asiento y las regulaciones del respaldo y del propio asiento. En particular, el apoyo de la espalda debe ser asegurado por una configuración robusta y favorable para la columna vertebral, capaz de proporcionar una sujeción óptima del busto y la pelvis, además de contar con un revestimiento ergonómico en el asiento.

Opel

Para Opel, no es una novedad centrarse en estos componentes que, además de las características de calidad reconocidas por AGR, cuentan con otras funcionalidades. Para empezar, la climatización pasiva del asiento, que se manifiesta en tapicerías y tejidos transpirables y en espumas de poliuretano perforado, que mejoran notablemente la eliminación de la humedad y, en consecuencia, el microclima del asiento.

Además, los asientos ergonómicos de Opel se calientan y se enfrían por el efecto de pequeñas ventosas que aspiran el aire y la humedad que se forman cuando una persona se sienta. En invierno, la calefacción integrada en el asiento mantiene a una temperatura confortable al conductor y al pasajero delantero. En el Astra y en el Grandland X este sistema puede incorporarse a los asientos traseros.

Finalmente, en trayectos largos, es posible disfrutar de la función masaje, un complemento ideal del concepto de bienestar y movilidad, que lleva el confort en el automóvil a un nivel superior.

El confort de los asientos con certificación AGR llega al Astra con la posibilidad de poder contar, además, con 8 regulaciones manuales, cojín extensible, regulación lumbar ajustable en 4 vías y 18 direcciones, a lo que hay que sumar la función masaje para el conductor y la ventilación para ambos asientos delanteros.

Un equipamiento poco frecuente en el segmento, en línea con la estrategia de Opel de democratizar opciones premium.