martes, 6 diciembre 2022

Lexus RX 450h. Este es su sistema de suspensión adaptativa AVS

Seguro que ya conoces a la perfección el nuevo Lexus RX 450h, un crossover de 4,89 metros de largo y una mecánica híbrida de 313 CV de potencia que ya se comercializa en nuestro mercado con un precio de partida de 63.200 euros en su versión ECO, pues la más completa, la Luxury asciende hasta los 91.700 euros.

También te hablamos del Lexus RX 450h TRD, una versión con un toque más deportivo que ha sido desarrollada por Toyota Racing Development (recordemos que Lexus es la firma de lujo de Toyota). Gana deportividad en el exterior, pero también en su dinámica al incorporar un sistema conocido como Performance Damper que consiste en la adopción de unos amortiguadores ubicados en posición horizontal en ambos ejes y que reducen las vibraciones producidas en curva. Este sistema fue desarrollado por Yamaha y lo estrenó Lexus en su día en el Lexus CT 200h.

En 2016 ofrecerá el Skyhook Roll Control

Hoy volvemos a hablar de una nueva suspensión que podrá equipar este Lexus RX 450h y que ha sido bautizada con el nombre de Skyhook Roll Control. Ha sido presentada por Lexus y la va a ofrecer a partir de 2016 en este nuevo crossover.

Se trata de un sistema activo que compensa balanceo de la carrocería en las curvas, y para ello utiliza el sistema de frenos con el fin de estabilizar el propio vehículo. Semejante sistema trabaja en combinación con la Suspensión Variable Adaptativa AVS, que actúa directamente sobre la propia amortiguación del vehículo, pues permite variar la dureza de los mismos dependiendo del firme que estemos pisando en ese momento y también dependiendo de nuestra forma de conducir. Ahora bien, la suspensión AVS por el momento sólo la equipan los Lexus RX 450h con los niveles de equipamiento F-Sport y Luxury, y no se ofrece como una opción para el resto de versiones.

Pero Skyhook Roll Control es mucho más que un sistema para estabilizar al Lexus RX 450h en curvas. Según afirma Lexus, su idea es que el conductor también sienta que el vehículo se encuentra flotando sobre la carretera, sin que las ondulaciones del asfalto se transmitan al habitáculo. Es por ello que este mismo sistema crea una fuerza opuesta presionando los amortiguadores, que filtran de una manera óptima las imperfecciones del asfalto.