miércoles, 6 julio 2022

BMW recicla el níquel, el litio y el cobalto de sus baterías en China

La firma de Múnich tiene un ambicioso plan para convertirse en una marca totalmente neutra con el CO2 en el año 2050. Y para ir un paso más allá, ahora anuncia que comenzará a reciclar las baterías de sus vehículos eléctricos en China.

Para poder comercializar sus vehículos en el mercado asiático, BMW firmó un acuerdo con el fabricante local Brilliance Automotive. La empresa conjunta es la que se va a encargar de reciclar dichas baterías. Y es que entre otras, las políticas en China requieren que se establezcan sistemas de rastreo de baterías de alto voltaje. De esta forma se asegura que estos componentes vitales en el funcionamiento de los vehículos eléctricos, puedan rastrearse a lo largo de toda su vida. Y esto permite un reciclado completo cuando acaba su ciclo de vida.

Las baterías que llegan a BMW se evalúan para decidir si se reutilizan o se reciclan

BMW reciclado baterías en China.

El sistema implantado por BMW utiliza la codificación para poder rastrear las baterías a lo largo de toda la cadena de valor. Además de rastrear las usadas en vehículos de desarrollo, así como en coches que ya están en el mercado.

Cuando estos finalizan su vida útil, las baterías son devueltas a BMW, quien la evalúa para decidir si son reutilizadas o recicladas. Actualmente la firma alemana ya utiliza en diferentes fábricas carretillas elevadoras que están impulsadas por baterías reutilizadas. En el caso de las baterías recicladas, de estas se recuperan los llamados ‘metales raros’, como son el níquel, el litio y el cobalto. Estos serán utilizados para fabricar nuevas celdas de baterías.

Con ese reciclaje reducen las emisiones de CO2 un 70%

BMW iX3. Movimiento.

Actualmente las baterías que BMW recupera para su reciclaje proviene de prototipos utilizados en pruebas, sistemas de desarrollo, unidades que son rechazadas para la producción y, en menor medida, las baterías que provienen de vehículos de producción llegados al final de su vida útil.

La compañía alemana asegura que el ciclo de reciclaje de circuito cerrado permite reducir las emisiones de CO2 en un 70% si se compara con el uso de materias primas recién extraídas.

‘A la luz de la creciente escasez de recursos finitos y el aumento de los precios de las materias primas, es especialmente importante impulsar la economía circular, aumentar el porcentaje de materiales reutilizables y reducir nuestra dependencia de las materias primas’, dijo Jochen Goller , director de BMW Group Region China. ‘BMW Group expandirá su concepto de reciclaje en China en el futuro, lo que no solo contribuirá a la protección del medio ambiente, sino que también apoyará de manera efectiva la transición de China hacia una economía baja en CO2’.

BMW será neutral con el CO2 en el año 2050 como máximo

BMW iX3. Radiografía baterías.

El Centro de Investigación y Tecnología Automotriz de China predice que el volumen de baterías retiradas en el país alcanzará las 780.000 toneladas para el año 2025.

Como dijimos al comienzo, BMW se ha comprometido a lograr la neutralidad climática en toda su cadena de valor para el año 2050 como máximo. Por ello planea que aproximadamente el 10% de todos los vehículos comercializados este año son totalmente eléctricos. Pero esa cifra aumentará al 50% en el año 2030 a nivel mundial.