97 - El Seat Málaga bajo la lupa

97

El Seat Málaga bajo la lupa

31 de Agosto de 1985

El renacimiento de la marca española contaba con un segundo miembro tras el Ibiza. El Málaga llegaba al mercado para empezar a completar un gama sobre la que construir el futuro de la marca. Nada mejor para saber si este futuro sería sólido que someter al recién llegado a una prueba de larga duración.
Descargar revista

Era noticia la salida del automóvil que hacía el nº 100.000 de los fabricados por un muy prestigioso constructor que, como Hispano Suiza, fabricaba desde 1904 y ese fabricante era Rolls Royce, que lanzaba por tal causa una restringida serie de 25 Rolls Royce Silver Spur Centenary, marca ésta de la cual aún vivían todavía el 65 % de sus automóviles, lo cual era el más elocuente refrendo de su calidad de fabricación.
Igualmente eran noticia unos nuevos BMW de la Serie 3, los cabriolet, los 324 D y los 325 IX con su tracción permanente a las cuatro ruedas.
Motor 16 se apresuraba a recorrer 15.000 km con un recién comercializado Seat Málaga LD de 55 CV (1.183.222 pesetas) para objetivar sus virtudes y sus defectos, tales como su dirección dura en parado o sus accesorios de calidad discutible, como sus parasoles o limpiaparabrisas; igualmente, sus asientos con escaso apoyo lumbar, o la pérdida de aceite en el varillaje del cambio se demostraban como defectos a considerar. Por el contrario, motor, bomba de inyección e inyectores no acusaban el menor desgaste tras el uso equivalente a un año de rodaje y, por otro lado, el coche se mostraba como amplio y fiable, dotado de un buen maletero y de un eficaz comportamiento, a pesar de su gran cantidad de ruido y de vibraciones, de su ventilación escasa y de su acabado deficiente.
La prueba comparativa enfrentaba a dos berlinas de alta gama en sus versiones más sencillas. Eran el coche del año, el Ford Scorpio 2.0 Efi de 115 CV (2.505.773 pesetas) y el Renault 25 GTX de 123 CV (2.488.031 pesetas).
Convencía un poco más el Scorpio dados su confort, habitabilidad, consumo y frenos con ABS - lo que era entonces una primicia en su categoría- pues, aun habida cuenta de su motor ruidoso, sus largos desarrollos y su maletero de escasa altura, el conjunto, mejor acabado que era el Ford, parecía preferible a la buena habitabilidad, las correctas prestaciones, la eficaz dirección asistida y el comportamiento sano del R 25 al que un motor sonoro, una carrocería ruidosa, un habitáculo mal ventilado y un freno de tacto extraño ensombrecían el conjunto.
La moto probada 'una guapa con rabia', o sea, la Yamaha RD 350 LC (599.000 pesetas), cuya estética acertada, cuyos buenos frenos y cuyas elevadas prestaciones (180 km/h de velocidad máxima), junto con la avanzada tecnología de su motor, un 2 cilindros de 347 c.c. que daba 60 CV a 9500 rpm, la situaban como una máquina apetecible, aun dado su elevado consumo, que se cifraba en 9,2 litros cada 100 km en conducción rápida, sus suspensiones mejorables o su cambio poco preciso
El deporte era noticia por la 'lección de Niki Lauda' en el Gran Premio de Holanda, donde imponía su McLaren TAG.
También era actualidad la victoria del Peugeot 205 Turbo de Salonen y Harjanne en el Rally de los Mil Lagos.
Xavier Domingo escribía sobre el crucero más bonito de Galicia, el cruceiro de Hio en la península de Morrazo, en la bellísima ría de Vigo, en cuyas cercanías se cultivaban viñas madres de magníficos vinos de albariño, el mejor vino blanco de España.












 


Sigue Motor16
Salon