95 - Una clase magistral de Giorgio Giugiaro

95

Una clase magistral de Giorgio Giugiaro

17 de Agosto de 1985

La que dio Giorgio Giugiaro en la Universidad de Turín ante 300 estudiantes. El maestro del diseño diseccionó uno por uno algunos de los modelos creados por su lápiz. Del primer Golf al Lancia Delta, un tratado de cómo se hacen grandes coches.
Descargar revista

Era noticia la prueba de unos 'japoneses con bombín', los Honda Ballade, los Civic de 4 puertas que, fabricados por Rover en Inglaterra en sustitución del Triumph Acclaim, se convertían en Rover 216 SE(1.558.956 pesetas y 83 CV) y Rover 216 Vitesse (1.830.782 pesetas y 102 CV) intentando de ese modo que Inglaterra siguiera fabricando automóviles, coches cada vez más despersonalizados y coches que no conseguían remediar así la irremisible decadencia de Inglaterra como fabricante de automóviles. El SE por precio y prestaciones se erigía en competencia de un referente como era el Opel Kadett 1.6 y el Vitesse, más potente y equipado, competía con berlinas de cierto prestigio, como el Lancia Prisma o el BMW 316.
Ambos Rover eran coches pequeños y lujosos con un cierto toque de distinción y los dos disponían del mismo motor de 1.598 cc, dotado de inyección electrónica en el caso del Vitesse.
Los dos destacaban por la suavidad de sus reacciones, por sus consumos en torno a los 5,5 litros cada 100 km a 90 km/h y por su equipamiento lujoso y los dos presentaban como defectos una dirección dura, un asiento del conductor muy bajo y ruidos aerodinámicos.
La prueba comparativa enfrentaba a dos berlinas diésel de lujo, al BMW 524 TD (3.706.502 pesetas y 115 CV) y al Alfa Romeo 90-2.4 TD ( 2.831.852 pesetas y 110 CV) las cuales se enfrentaban en una verdadera 'lucha por el poder', lucha que se dirimía objetivamente a favor del Alfa que costaba 875.000 pesetas menos, el precio, por ejemplo, de un Peugeot 205 XL.
El 90 TD destacaba por sus prestaciones, por su elasticidad y por su consumo moderado de, por ejemplo, 6,4 litros cada 100 km a 120 km/h, siendo sus defectos su acabado, su reducida visibilidad trasera y los rebotes de su eje trasero.
El 524 TD brillaba por la calidad de su acabado, su confort de marcha y su consumo moderado de 9,8 litros cada 100 km en ciudad, destacando menos su precio, la lentitud de sus reacciones y el gran tamaño de su volante
Un reportaje ilustraba sobre las particularidades del tráfico en el país que era el primer fabricante mundial de automóviles, Japón, particularidades que venían dadas por la alta densidad de población de ese modélico país, lo que provocaba consecuentemente una enorme saturación de tráfico, cosa que implicaba que sólo se podía adquirir un automóvil si previamente se demostraba que su dueño disponía de una plaza donde aparcarlo.
Motor 16 se hacía eco de la lección magistral impartida por un maestro del estilismo automovilístico, Giorgio Guigiaro, quien pasaba revista a algunas de sus más consagradas creaciones, que iban desde prototipos como el Maya y el Medusa a 'best sellers' como el Alfasud, el Golf, el Lancia Delta y los Fiat Punto y Panda; a ellos contraponía creaciones de otros colegas que él admiraba más o menos, tales como el Mercedes 190, el Ford Sierra, el Volvo 760 o el Autobianchi Y 10
La moto probada era la Derbi Start DS 50, un vehículo ciudadano que por 131.000 pesetas destacaba por su motor brillante de 3,15 cv, su consumo y su buen comportamiento ciclomotor-scooter, destacando menos por su rumorosidad, su depósito escaso y su acabado espartano
En el mundo del deporte la noticia venía de Galicia, del Rally Rías Bajas, que se adjudicaban Villanueva y Alonso con su R 5 Turbo
Xavier Domingo denunciaba los estragos que los desdichados imitadores de una serie puntera de la TV de entonces, 'V', provocaban al imitar a los malvados extraterrestres que la protagonizaban.



Sigue Motor16
Salon