75 - Suzuki SJ, Mercedes W 124, Citroën BX Sport. Primavera automovilística

75

Suzuki SJ, Mercedes W 124, Citroën BX Sport. Primavera automovilística

30 de Marzo de 1985

Así titulaba la portada de esta semana de la revista en la que se daba cuenta de seis importantes novedades que llegaban al mercado. Desde el pequeño Suzuki SJ hasta el Mercedes W 124 pasando por el rapidísimo Citroën BX Sport o la versión de tres volúmenes del VW Polo que se fabricaba en Pamplona.
Descargar revista

Seis coches eran noticia. Estaban, para empezar, los nuevos y esperados Mercedes W 124, cuyas ventas se iniciaban en nuestro mercado, ofreciendo 4 versiones de gasolina y tres diésel, comenzando sus tarifas en las 3.750.235 pesetas del 200 de gasolina.
Citroën, cuando llevaba casi 500.000 BX fabricados, ofrecía su más ambicioso BX, el BX Sport, cuyo motor de 1905 c.c. daba 126 caballos y, además, sorprendía con su Visa GTI, que llevaba el motor del Peugeot 205 GTI, un 1580 c.c. de 105 caballos, y se fabricaba exclusivamente en Vigo.
Por su parte, Volkswagen iniciaba la venta de sus Polo Classic de tres volúmenes, que ahora se fabricaban en Pamplona, motorizados con un 4 cilindros de 1.272 c.c. que daba 55 CV y ofrecidos en versión C y CL.
Nissan presentaba sus Patrol potenciados a 76 CV y presentaba también su furgoneta Vanette, un híbrido de turismo y furgoneta.
La prueba de aquella semana era la de un recién llegado a nuestro mercado, el Suzuki SJ 410, 'pulga y saltamontes', que ofrecía el perfil de un verdadero todoterreno en formato lúdico y reducido. Vendido en 1.074.165 pesetas destacaba por su comportamiento, por el manejo de su cambio de marchas y también por la elasticidad de su motor de 970 c.c. y 45 CV, siendo sus defectos su dirección imprecisa, su escasa iluminación y su ausencia de cuentarrevoluciones.
También se probaba al Audi 90, 'el kaiser', una berlina de tamaño medio y categoría alta que se codeaba con el BMW 320 y el Mercedes 190 E. En el Audi 90 se valoraban sus excelentes prestaciones, como su aceleración hasta los 1.000 metros en 31 segundos, sus consumos muy razonables de 8,7 litros cada 100 km a 120 kilómetros por hora de crucero, y, por supuesto, sus frenos impecables, todo al lado de contrapartidas como su elevado precio de 2.801.656 pesetas, sus asientos mejorables y su equipo con lagunas.
La duquesa de Alba, fotografiada al lado de su Ford Fiesta Ghia, hablaba de coches en Motor16. Recordaba las carrozas de sus antepasados y alababa el confort de su Citroën 'tiburón' en el que solía viajar a Sevilla.
La moto probada era 'el arma blanca', la Derbi 250 RC, un producto del departamento de carreras de la casa, que por unas módicas 313.600 pesetas ofrecía una excelente suspensión, una frenada muy eficaz, un motor elástico de 246 c.c. y 42 caballos y, sin embargo, adolecía de un punto muerto de difícil localización, de acabados modestos y de una engorrosa puesta en marcha.
El Rally del RACE era para el Lancia Rally de Biaision y Siviero, al que otro coche igual, el de Serviá y Sabater, le puso las cosas muy difíciles.
Xavier Domingo, gastrónomo, cultísimo y refinado, hablaba esta vez de vinos excelentes, de los Rioja de las añadas de 1982 y 1984.


Sigue Motor16
Salon