72 - AX, Fiesta, Corsa, 205, R-5 y Polo: los utilitarios al poder

72

AX, Fiesta, Corsa, 205, R-5 y Polo: los utilitarios al poder

09 de Marzo de 1985

Tras recorrer con ellos 9.000 kilómetros, Motor16 diseccionaba los utilitarios de nueva hornada en el mercado español. Unos modelos cada vez más capaces de salir de las ciudades -su terreno favorito- y emprender viajes con comodidad. Seis coches económicos dispuestos a triunfar a toda costa.
Descargar revista

Era portada el anuncio de una gran prueba que con el título de 'qué utilitario comprar' enfrentaba a las ofertas económicas más representativas del mercado de entonces. La prueba había discurrido por tierras gallegas y por tal motivo los probadores habían disfrutado de los manjares y los paisajes de Galicia. Dichos probadores después de muchos kilómetros de volante a bordo de un Citroën Visa 11 RE (873.548 pesetas), que era el único de los utilitarios que ofrecía 4 puertas, de un sumario Volkswagen Polo 40 C (778.905 pesetas), de un sencillo Ford Fiesta 1.1 L (848.835 pesetas), de un simplificado Renault 5 TL (759.480 pesetas), de un económico Opel Corsa 1.0 (726.402 pesetas) y del más barato de los Peugeot, el 205 XL (842.637 pesetas), acababan destacando las prestaciones y el silencio del 205, el consumo y la relación valor precio del Corsa, la caja de cambios del Visa así como su dirección, equipo, maletero y habitabilidad, el comportamiento y confort del Super 5, las aptitudes urbanas y la posición del conductor del Polo y nada en concreto del Fiesta.
Otra era la perspectiva con la que se probaba 'un percherón elegante', el Opel Rekord 2.3 Turbo D, un veterano que pronto sería sustituido por el Omega, el último vástago de la veterana serie Rekord cuyos comienzos se remontaban a 1953.
La última entrega del Rekord ofrecía por 2.362.403 pesetas fiabilidad mecánica, consumos reducidos especialmente en autopista (8,1 litros cada 100 km a 120 km/h) y una agradable caja de velocidades, todo lo cual no podía ocultar defectos como una visibilidad crítica y unas escasas prestaciones, como los 1.000 metros desde 40 km/h en quinta en 43,5 segundos derivados de unas relaciones de cambio exageradamente alargadas, absolutamente inadecuadas a nuestra orografía.
Era noticia la próxima comercialización de dos briosos Citroën, uno grande e importado, el CX GTI Turbo de 168 CV, y el otro, el Visa GTI de 105 CV, fabricado en Vigo para toda Europa.
También llegaba al mercado un R 18 simplificado, sin elevalunas eléctricos ni cierre centralizado, el R 18 GTL, que aparecía con un nuevo frontal del tipo GTX, frontal común para las 8 versiones que entonces ofertaba el R 18
Igualmente era novedad 'el no va más', el recién presentado Lamborghini Countach Quattrovalvole capaz de 445 caballos que le permitían alcanzar los 295 kilómetros por hora.
Era de gran interés un estudio sobre una causa oculta de accidentes: los medicamentos que ingerían muchos conductores, fármacos que por sus efectos primarios o secundarios contraindicaban la conducción, fármacos, por otra parte, tan comunes como hipotensores, hipoglucemiantes, ansiolíticos o espasmolíticos cuya prescripción debería cuidarse en lo que se refería a la advertencia de sus efectos sobre ese alarde de aptitud psico-física y sensorial que es la conducción de vehículos.
Con el título de 'correr en España' M16 analizaba las posibilidades existentes entonces, que iban de la Copa Nacional Renault al Desafío Talbot Samba o al Desafío Peugeot, sin olvidar la Copa Fiesta, el Trofeo Opel Corsa, los Premios Fiat o los Campeonatos Seat Fura e Inter Ibiza.
Xavier Domingo viajaba a tierras manchegas, tierras de molinos y de viñedos, tierras de vinos de Valdepeñas y de hazañas cervantinas, tierras llanas en las que él percibía la ausencia del murmullo del ser, el silencio.


Sigue Motor16
Salon