69 - La seguridad  empieza en las ruedas

69

La seguridad empieza en las ruedas

16 de Febrero de 1985

Aunque ya se empezaba a tomar conciencia de la importancia de los neumáticos en todo lo relativo a la seguridad, nadie se había 'atrevido' a comparar sobre el terreno los diferentes tipos de ruedas que se vendían en España. Motor16 también en eso era pionera y llevaba a cabo la primera prueba de neumáticos en circunstancias reales de conducción. Una manera de darle a las ruedas la importancia que realmente tienen.
Descargar revista

Esta vez lo que Motor16 probaba eran neumáticos, en lo que era pionera entre las revistas españolas de automoción. Hacía la prueba bajo el eslogan de 'corra, pero seguro', enfrentando a tres neumáticos nacionales: Firestone S-211, Michelin MXL y Pirelli P 4. La conclusión era que los tres neumáticos eran recomendables, pero los Pirelli se desgastaban los primeros.
También se probaba, como siempre, un automóvil recién llegado al mercado, el 'Renault once y pico', es decir el nuevo Renault 11 GTX, un cuidado dos puertas de cierto aire deportivo, pero más bien adecuado para público pacífico que buscara una potencia confortable. El 11 GTX ofrecía por unas 50.000 pesetas a mayores, un 10% más de potencia que el 11 GTS, de modo que por 1.146.145 pesetas el GTX proporcionaba un buen acabado, un motor elástico -el 1721 cc de 80 caballos que luego movería al R 21 GTS- y una notable facilidad de conducción, si bien sus 80 caballos no parecían demasiados, ni tampoco su equipamiento y, para colmo, los respaldos de los asientos delanteros seguían siendo estrechos.
Era noticia la llegada a nuestro mercado de un competidor para el triunfante Opel Kadett GSI 1800, el Golf GTI de 112 CV de la segunda serie, acompañando la gama 85 de Audi, cosa que hacía con casi año y medio de retraso desde su presentación.
También era destacable un adelanto técnico, más que nada curioso, pues el Toyota Soarer 3000 GT Limited -que no se vendía aquí- ofrecía una pantalla en su cuadro de mandos que presentaba datos sobre el funcionamiento de la mecánica, consumo y datos sobre la proximidad de las operaciones de mantenimiento, permitiendo también ver la televisión cuando el coche se detenía.
Igualmente, era de destacar al que se definía como una aproximación al deportivo perfecto, el nuevo Porsche 944 turbo, que se comercializaría a partir de mayo, cuyo 4 cilindros de 2,5 litros era capaz de 220 caballos de potencia y cuyo precio se anunciaba en torno a los nueve millones de pesetas, al nivel de un 911 Carrera y muy por encima de los casi seis millones de un simple 944.
En cuanto al recién celebrado Salón del Automóvil de Amsterdam, éste ofrecía pocas novedades exceptuando a los nuevos Toyota Corolla -por vez primera con tracción delantera- y a los también nuevos Toyota Starlet, a los que acompañaba el nuevo Alpine V 6 y una versión descapotable del Super 5, así como una interpretación especial de nuestro Seat Ibiza, el Bolero, con un frontal retocado, versión preparada por Interstate para el mercado holandés.
En el apartado deportivo aparecía Sito Pons y su nueva montura de Gran Premio, una prometedora Suzuki XR/GR-500 que probaba en el circuito del Jarama.   
Xavier Domingo viajaba a un lugar único, a la elegante capital del mítico Principado de Mónaco, Montecarlo, donde el Casino, el ambiente, el Rally y el Gran Premio automovilístico eran conocidos a escala mundial, así como su principesca familia reinante, repleta de estrellas del mundo del corazón. Dejaba, sin embargo, que desear la cocina de esa ciudad, cuyo Hotel de París había decaído gastronómicamente.


Sigue Motor16
Salon