68 - Peugeot 205-Renault 5: Duelo en la cumbre

68

Peugeot 205-Renault 5: Duelo en la cumbre

09 de Febrero de 1985

5 contra 205, o Renault contra Peugeot. Dos utilitarios que revolucionaron el mercado y supusieron para sus casas matrices éxitos comerciales sin precedentes. Los franceses dirimían sus diferencias en las páginas de una revista en la que el 205 hacía doblete ya que también era el protagonista de la victoria del finlandés Ari Vatanen en la edición del Rally de Montecarlo que daba inicio, como cada año, al Mundial.
Descargar revista

Motor16 pregonaba en su portada el triunfo de Vatanen y Arriman en el Rally de Montecarlo, batiendo con su Peugeot 205 T 16 al Audi Quattro de Rohrl y Geistdorfer, cuyos neumáticos mal elegidos fueron una ayuda para el Peugeot.
También era portada una oportuna prueba comparativa. Era ésta la que enfrentaba a dos estrellas muy recientes y populares, el Renault Super 5 GTL de 55 CV (861.785 pesetas) y el Peugeot 205 XR de 65 CV (964.327 pesetas). El Renault Super 5 se imponía por su inferior precio, ayudado por su buen acabado, por su cambio suave y preciso y por su buena calefacción y ventilación que eran sus mayores virtudes, al lado de pequeños defectos como su motor ruidoso, su cenicero mal ubicado y sus cerraduras mal diseñadas. El 205 XR, de fácil conducción, excelente comportamiento y consumo ajustado tampoco desmerecía, aun dado su motor también ruidoso, su terminación mejorable y sus asientos cortos.
Y era portada igualmente la prueba del buque insignia de la flota BMW, el ambicioso BMW 745 i, 'un alarde tecnológico' valorado en 7.781.865 pesetas, perfecto competidor, con los 252 CV de su 6 cilindros en línea con turbocompresor y su equipo pletórico, de las máximas referencias de lujo y prestaciones de nuestro mercado de entonces, que eran el Mercedes 500 SE y el Jaguar Sovereign H 12 V 12. Destacaba en especial el 745 por sus prestaciones que le permitían hacer los 1.000 metros desde parado en 28,3 segundos, así como por su completísimo equipo que incluía climatizador, caja automática de 4 velocidades con 3 posibilidades de conducción, un programador de velocidad o un diferencial autoblocante y, naturalmente, por sus frenos muy eficaces con ABS; no obstante, su motor era poco progresivo, su precio tremendo y sus consumos considerables pues sólo viajando a 90 km/h en carretera se podía pretender un gasto inferior a 11 litros de gasolina de 98 cada 100 kilómetros.
Pero también había noticias, como el anuncio de que Cela viajaría como antaño, igual que 40 años antes, desde el 6 al 15 de junio de 1985, a la Alcarria, pero ahora con juglares, choferesa negra y sentado en un Rolls Royce
También era noticia la anticipación del nuevo Seat Málaga, el modelo, mezcla de Fiat Regata y de Lancia Prisma, con el que Seat intentaba cubrir el hueco del Seat 131, aunque el armonioso Málaga no dejaba de ser un retocado Seat Ronda de tres volúmenes.
Hasta eran noticia las defunciones, las desapariciones de coches significados en nuestro mercado, coches que se dejaban de fabricar, como el Renault 12 que conocíamos desde abril de 1970, el Seat 131 que se vendía desde junio de 1975, el Citroen Dyane 6 presente en nuestro mercado desde septiembre de 1968, el Talbot 150 comercializado aquí desde noviembre de 1977, el original Renault 7 presentado en noviembre de 1974 y el fallido Renault 14 ofrecido en nuestro país desde enero de 1980, coche cuya línea semejante a una pera le había perjudicado notablemente.
La moto probada era histórica, una de las 200 Guzzi Dondolino que se vendieron desde 1946, una moto con un monocilíndrico de 498 c.c. que daba 33 CV, moto que tras su pasado deportivo hubo de ser rehecha
Xavier Domingo viajaba a la cuidada, ordenada y casi remilgada ciudad que es Ginebra, cuna del calvinismo y sede de uno de los salones del automóvil más prestigiosos del mundo, ciudad donde su orden extremo le apabullaba.


Sigue Motor16
Salon