355 - Audi Coupé, Nissan 200, Opel Calibra y Toyota Celica. Coupés con casta

355

Audi Coupé, Nissan 200, Opel Calibra y Toyota Celica. Coupés con casta

11 de August de 1990

El coupé de la marca alemana en su versión de 16 válvulas, con 150 caballos de potencia se las tenía que ver con tres rivales de cuidado. Por un lado un alemán de aspecto más compacto, el Audi Coupé y por otro, con dos rivales japoneses de diseño más estilizado: el Nissan 200 SX y el Toyota Celica. Una prueba de modelos con mucha casta.
Descargar revista

El poderío alemán ya era una realidad hace 25 años. En la revista de esta semana, Motor16 analizaba cuáles eran los modelos más vendidos en los mercados europeos más importantes. De esta forma podíamos comprobar cómo Volkswagen Golf y Opel Kadett lideraban las ventas en Europa con el Fiat Uno en tercera posición. En España, el podio estaba formado por el Renault 19, el Opel Kadett y el Seat Ibiza.

En los últimos años, los sistemas de iluminación de los coches han tenido una evolución imparable: xenón, led, láser... tecnologías que parecerían ciencia-ficción hace 25. Entonces, en Motor16 comparábamos el rendimiento de los últimos faros llegados al mercado: los halógenos convencionales se enfrentaban a los elipsoidales y los de superficie compleja. Ahora parece la prehistoria de la iluminación.

Entre las novedades de la semana, destacaba el nuevo buque insignia de Volvo, la Serie 900 que ofrecía una carrocería más al gusto europeo y una gama de motores de seis cilindros.

La comparativa de la semana enfrentaba a cuatro coupés con casta. El recién llegado Opel Calibra 16V frente al Audi Coupé, el Nissan 200 y el Toyota Celica. Del Calibra (3,8 millones de pesetas para sus 150 caballos) destacábamos su aerodinámica y el rendimiento del motor, y no nos gustaba mucho el ruido del propulsor y la dirección muy ligera. En cuanto al Audi (4,5 millones y 160 CV) acabado y comportamiento eran sus pros y el precio y los desarrollos largos sus contras. El deportivo de Nissan (4,3 millones y 171 CV) destacaba por prestaciones y acabado y flaqueaba en su cambio poco preciso y unas plazas traseras justas. Por último, el Celica (4,1 millones y 160 CV) nos gustaba por comportamiento y consumo y nos quejábamos de su pereza a bajo régimen y el tacto del freno.

Otra prueba a fondo era la que hacíamos al BMW 520i 24V. Una imponente berlina que destacaba por su acabado impecable y su confort de marcha. También destacaba, aunque en sus aspectos más negativos por unos desarrollos largos y unas recuperaciones mejorables. Eso sí, por poco más de 4 millones de pesetas te llevabas un coche con 150 caballos y un imponente aspecto.

En el deporte uno de los protagonistas era un joven piloto, uno de los dos integrantes del equipo Racing for Spain, que estaba siguiendo un programa de formación en Inglaterra. Se llamaba Pedro Martínez de la Rosa y formaba pareja en ese equipo con Álvaro de Arenzana.

Y ahora que el dúo McLaren-Honda está en boca de todos, nosotros hacíamos un análisis técnico del MP4/5B, el monoplaza que la escudería británica ponía en manos de Ayrton Senna y con el que el piloto brasileño conseguiría este año 1990 su segundo título mundial en dura pugna con Alain Prost, que esta temporada pilotaba para Ferrari.

Sigue Motor16
Salon