278 - Honda NSX y Mazda MX-5: dos leyendas

278

Honda NSX y Mazda MX-5: dos leyendas

18 de Febrero de 1989

Dos deportivos japoneses llamados a hacer historia, se presentaban en las páginas de Motor16. Por un lado el espectacular Honda NSX, el 'Ferrari' japonés. Y por otro el Mazda MX-5, un descapotable que 25 años después sigue marcando estilo. Además, los 15.000 kilómetros con el Renault 19 y la prueba del Audi Coupé Quattro 20V.
Descargar revista

La estrella del próximo Salón de Ginebra se preparaba para su comercialización, y así sabíamos que los nuevos Mercedes SL vendrían con ABS, ASR -o antipatinamiento- y ADS, es decir, suspensión de dureza regulable, así como una velocidad máxima limitada a los 250 km/h, como habían acordado los fabricantes 'premium' alemanes.

Otro que se preparaba para su salida al mercado era el Alfa Romeo 75 Coupé, que había sido diseñado por Zagato, modelo que también se iba a exhibir en el salón suizo.

También era novedad de aquellos días  el Ferrari japonés, el excelente Honda NSX, recién presentado y admirado en el Salón de Chicago. En ese país se perfilaba otra primicia, el nuevo Nissan 300 ZX. Este reciente deportivo japonés, con su V6 de 24 válvulas y doble árbol de levas, prometía prestaciones consonantes con su estampa. 

Para rematar las gratas sorpresas del primer fabricante mundial, hay que señalar en aquellas fechas el anuncio de una especie de Lotus Elan, el Mazda MX 5, automóvil aún vivo hoy y acreditado como el cabriolet más fabricado de todos los tiempos.

Para que nada faltara en la oferta de deportivos de alto nivel, Porsche anunciaba su nuevo 928 GT para junio, capaz ahora de 330 CV, exclusivamente con caja de 5 velocidades y dotado de autoblocante.

El coche probado era una 'nueva dimensión': el Audi Coupé Quattro 20V (5.648.534 pesetas y 170 CV). Este Audi ofrecía el excepcional comportamiento que se esperaba de su sistema Quattro, así como una habitabilidad notable y un cambio de velocidades muy manejable. Su carácter poco deportivo, sus frenos duros de accionar y su alto precio, eran sus contrapartidas.

El nuevo Renault 19, en su versión más asequible, la denominada GTS (1.494.868 y 80 CV), era sometido a una prueba de 15.000 km, de modo que ese nuevo bestseller pensado para ser el sustituto del superventas que había sido el R 11, pudiera expresarse en sus virtudes y en sus deficiencias. Tras un kilometraje equivalente a un año de uso, se apreciaba la deficiencia de los tornillos de sujeción de las puertas, así como una climatización escasa o un consumo de aceite de 200 c.c. cada 1.000 km, lo que, sin pegas de importancia y con un acabado mejorado, dejaba en evidencia un coche con un alto nivel de calidad, fiable, ofreciendo grandes dosis de seguridad, de confort y de habitabilidad, situándose entre los coches más equilibrados de su segmento, siempre presidido por el Volkswagen Golf.

El Rally de Cataluña, como el de Montecarlo, era para un Lancia Delta Integrale, el de Loubet y Andrie.



Sigue Motor16
Salon