154 - Las novedades de 1987

154

Las novedades de 1987

04 de Octubre de 1986

Con los salones de París y Birmigham en el futuro más cercano, la revista de esta semana ofrecía un amplio abanico de nuevos modelos, una serie de coches que se iniciaba con la versión cinco puertas del Seat Ibiza, continuaba con el buque insignia de Opel -el Senator-, el Renault 21 Nevada, el Volvo 780, el renovado Alfa 33 o los lujosísimos Jaguar XJ y BMW Serie 7. Un amplio surtido para el disfrute de los amantes del automóvil
Descargar revista

La portada de nuestra revista no daba abasto a novedades, pues estaban próximos los salones de París y de Birmingan.
Estas novedades no eran nimias pues iban desde el nuevo alto de gama de Opel, el Omega a lo grande que era el reciente Opel Senator, a las 5 puertas de nuestro Seat Ibiza, pasando por un nuevo Volvo carrozado por Bertone en versión coupé, el muy pacífico 780, todo sin olvidar la próxima llegada a nuestro mercado de los habitables Renault R 21 en versión familiar, llamada Nevada, ni tampoco el Fiat Uno 60 D, cuyo motor a gasoleo daba paso a otro más potente, de 1,7 litros y 60 CV, procedente del veterano Ritmo.
Estas primicias se unían a los remozados Alfa Romeo 33, retocados en su exterior y dotados de un nuevo cuadro de mandos, a los que se les proponía un diésel de 3 cilindros y 1,8 litros -que aquí no conocimos- así como un 1.7 de gasolina capaz de 118 CV, opción ésta que coronaba la gama del Alfa Romeo más vendido en nuestro mercado.
Y para novedad sonada, 'lord Jaguar', o sea el nuevo Jaguar XJ 6, el sustituto de los XJ de 1979. El recién desvelado XJ 6 venía motorizado con dos nuevos 6 cilindros en línea, uno de 2,9 litros y 165 CV y el otro de 3,6 litros y 221 CV. En ambos casos se ofrecían ABS y dirección de asistencia variable para estos Jaguar que estaban destinados fundamentalmente al mercado USA, donde quizás extrañarían sus faros cuadrados y la falta de un V 12, pues aunque se mantenía la habitual elegancia y gran clase de la marca, los felinos habían incrementado su peso pero la potencia de sus mecánicas no había experimentado un aumento consonante.
El coche probado era el ambicioso Audi 80 Quattro (4.000.000 de pesetas, 112 CV y todo un 4x4 para competir con los Ford Sierra 4x4 o los BMW 325 ix). Este bello y novedoso automóvil triunfaría en nuestro mercado por su estética y terminación erigiéndose en alternativa con sus variadas versiones a los Mercedes 190 y a los BMW 3. El Audi 80 destacaba por su CX de récord, cifrado en 0,29, y tenía sus mayores cualidades en su comportamiento, en sus frenos con ABS y en la acreditada terminación de la casa, pero no carecía de defectos y éstos se referían a sus escasas plazas traseras donde la amplitud no brillaba, a su alto consumo (9, 2 litros cada 100 km a 120 km/h) y a sus discretas prestaciones (189,8 km/h de velocidad máxima y 33,8 segundos para hacer el kilómetro desde parado).
Igualmente Motor16 había podido degustar los nuevos BMW 7, que iban a ser la nueva referencia en el selecto campo de los altos de gama, máxime gracias a su versión 750 V 12. En la práctica, el 735 de 6 cilindros se había mostrado como un coche repleto de detalles entre los que destacaban el retrovisor derecho que miraba hacia los bordillos en marcha atrás o los limpiaparabrisas que aumentaban su presión con la velocidad, todo un cochazo que tomaba curvas a 200 km/h sin levantar el pie del acelerador gracias a sus brillantes cualidades ruteras, desentonando sólo su poco discreto nivel de ruido.
En el deporte destacaba el triunfo del original Seat Ibiza bimotor con Serviá y Corominas al mando en el Rally de Soria