152 - El Opel Kadett a los 15.000 kilómetros

152

El Opel Kadett a los 15.000 kilómetros

20 de Septiembre de 1986

Los Citroën AX, Renault 11, Opel Kadett o Fiat Croma que destacábamos en Motor16 en la tercera semana de septiembre de 1986, son como una radiografía del parque automovilístico de entonces y de las demandas de los conductores: utilitarios, compactos y berlinas al alcance de muchos presupuestos.
Descargar revista

Destacaban especialmente los R-9 y R-11, que eran líderes de ventas en España y recibían una completa actualización. También era noticia la incorporación de una caja de cambios de 5 velocidades en los exitosos Suzuki SJ 10 de Santana, y la oferta de un 4x4 ciudadano y muy coqueto, el Autobianchi Y 10 4WD, indicado para circular por zonas de hielos y nevadas.
Una novedad de mayor fuste era el nuevo Citroën AX, un modelo en el que la noción del adelgazamiento, buscando el menor peso posible, había sido todo un 'leitmotiv' en su desarrollo. Los AX, ofrecidos en Francia en 7 versiones, todas de gasolina y con potencias de 45 a 65 CV, tenían prevista su aparición en nuestro mercado hacia marzo de 1987. Además, se fabricaban en Vigo.
Otro lanzamiento importante era el del sustituto del conservador Opel Rekord, presente en el mercado, con sucesivas evoluciones, desde 1953. El nuevo Omega tomaba el testigo, llegando a nuestro mercado inicialmente en versiones de 2,0 litros de gasolina y también con el diésel 2.3 TD. Su comercialización se anunciaba dentro del año siguiente.
Uno de los coches probados a fondo era una berlina que representaba el alto de gama en Fiat,  y que sustituía a los Argenta. Este modelo se había desarrollado conjuntamente con el Saab 9000 y con el Lancia Thema, respondiendo al nombre de Fiat Croma. Su versión más brillante era la que pasaba por nuestras páginas, el Croma Turbo IE (costaba 3.124.310 pesetas y rendía 155 CV).
La berlina italiana destacaba por su habitabilidad, por su comportamiento, por sus prestaciones (210 km/h de velocidad máxima y los 1000 metros desde parado en 29,2 segundos) y también por su consumo (8,8 litros cada 100 km a 120 km/h); menos elogios recibían las vibraciones de su motor, unos asientos delanteros demasiado planos y, a causa de ciertos detalles, una presentación resuelta con cierta vulgaridad.
Una prueba mucho más exhaustiva era la correspondiente a los 15.000 kilómetros del Opel Kadett, en versión 1.3 de 4 puertas. Este coche fabricado en España se consideraba una interesante opción de compra por su carácter familiar, su gran maletero y por combinar unas buenas prestaciones con un bajo consumo de, por ejemplo, 5,6 litros cada 100 km a 120 km/h. Como únicos defectos se mencionaban una cuarta y quinta marchas demasiado largas, así como su poco preciso manejo de la palanca de velocidades, por culpa de los desajustes en su varillaje.
 En lo deportivo, lo más destacado eran las 1.000 horas de Spa, con el triunfo del Porsche 962 C de Bousten y Jelinsky, a los que presionó seriamente el Jaguar de Warwick y Lammers.
Xavier Domingo aludía a sendos informes que concluían que el fumador pasivo no padecía los efectos nocivos del tabaco de los otros, lo que le llevaba a rebelarse, desde su condición de fumador, contra las restricciones antitabaco en taxis y autobuses. Qué diferencia con los tiempos actuales y la evidencia posterior de las graves consecuencias del tabaco para dichos fumadores pasivos.


Sigue Motor16
Salon