131 - 959: el SuperPorsche

131

959: el SuperPorsche

26 de April de 1986

450 caballos era la cifra que alcanzaba el Porsche 959, en realidad un 911 pero elevado a la máxima potencia. Sin embargo tal derroche no convertía a este modelo en inconducible, tal como habíamos podido comprobar en la primera prueba con este 'misil' que habíamos podido realizar en el legendario circuito de Nürburgring.
Descargar revista

Nuestra revista era invitada al circuito de Nürburgring con motivo de la presentación y prueba de ese SuperPorsche 911, de ese 911 a tope que era el Porsche 959, en cuyo desarrollo su fabricante había invertido seis años. Sergio Piccione, el enviado de Motor16, concluía diciendo que el 959 valía lo mismo para una ama de casa que iba en él al supermercado que para un jubilado que conducía sin prisas, lo que era afirmar que semejante superdeportivo ofrecía una gran potencia -450 cv- sumamente dócil gracias al potencial tecnológico de Porsche, potencial que iba desde su suspensión regulable a su tracción total, pasando por su ABS (el ABS entonces era la excepción) o por sus dos turbocompresores en dos fases.
Igualmente, era noticia la lógica movida de cargos en nuestra Seat, consecuencia de su integración en grupo Volkswagen, y era noticia por otro lado la llegada de un Saab sin turbo, el 9000 i, cuyos 130 caballos nos costarían dos millones de pesetas menos que los 175 del 9000 Turbo.
El coche probado era el Alfa Romeo 75-2.5 QV en el que destacaba su excelente 6 cilindros capaz de buenas prestaciones (los 1.000 metros desde parado en 30,1 segundos), así como su precio competitivo (2.702.549 pesetas y 156 caballos) y su completo equipo; no obstante lo anterior, el acabado, los consumos (9,3 litros cada 100 km a 120 km/h), la ausencia de autoblocante y su inadecuada suspensión que buscaba demasiado el confort y hacía perder tracción hacían sentenciar que 'ir deprisa no es tan fácil'.
En cuanto al Volkswagen Passat 1800 español, éste venía de pasar una prueba de 15.000 km, prueba en la demostraba una calidad de primera sin que ningún elemento mecánico o de su interior acusara la menor fatiga, siendo la única pega a señalar la falta de repuestos. Consecuentemente, se imponía la conclusión de que el Passat era un turismo familiar cómodo, robusto y de terminación irreprochable, que garantizaba muchísimos kilómetros sin problemas.
La moto probada era 'todo corazón', era la Gilera RX 200 (183 c.c., 24 CV 7 460.733 pesetas), una moto destacada por su fiabilidad en cualquier trazado, su acabado y su frenada eficaz, aunque se trataba de una moto no tan destacada por su motor ruidoso, su horquilla delantera mejorable o su elevado precio.
M16 dedicaba un amplio reportaje 'a corazón abierto' al discutido Ayrton Senna, un controvertido paulista con físico de artista de cine ensalzado y criticado casi a la par, pero en la cumbre al volante de su eficiente Lotus, a cuyos mandos había llegado desde el kart.
Siguiendo con el deporte cabe recordar que en Monza, en Sport Prototipos, los ganadores habían sido Stuck y Bell a bordo de su Porsche 962 C.
En cuanto a Xavier Domingo, esta vez recomendaba el Parador de una apacible ciudad de palacios, casonas, escudos, iglesias y conventos: Carmona, en cuyo parador se deleitaba con un logrado revuelto de espárragos trigueros salvajes, sin olvidar las habituales delicias de la zona, tales como el salmorejo o las migas con jamón y naranja.

Sigue Motor16
Salon