sábado, 4 febrero 2023

Prueba Nissan Ariya 87 kWh. Con las pilas muy bien puestas

Nissan da un nuevo paso al frente en su tecnología eléctrica con este Nissan Ariya, un SUV que atrapa miradas desde fuera. Pero es al conducirlo cuando uno experimenta ese avance que ha dado la firma nipona. Lo han bordado con un vehículo de lo más interesante.

Corría el 2010 cuando Nissan hacía su primera incursión en el mundo eléctrico con su Leaf. Desde entonces la casa nipona no ha dejado de evolucionar esta tecnología hasta llegar a este Ariya, un SUV presentado en el Salón de Tokio de 2019 como prototipo… que nada ha cambiado hasta convertirse en una realidad ya disponible en sus concesionarios desde 47.900 euros.

Nissan Ariya

Nuestro protagonista es más caro. Primero porque es el acabado más completo. Y es que a los Evolve no le falta detalle con una dotación donde hay techo panorámico eléctrico (mucho mejor que los fijos), asientos calefactados, doble pantalla de 12,3 pulgadas, head-up display, sistema ProPilot, llantas de 19 pulgadas, sistema de sonido Bose… Y así podríamos estar un buen rato.

El Nissan Ariya, con batería grande

Y segundo porque es una versión cuya batería tiene 91 kWh de capacidad (87 kWh útiles), lo que es bastante más que los 66 kWh (63 útiles) de la versión de acceso. Aun así esta última homologa 403 kilómetros de autonomía, que para un buen número de clientes puede ser más que suficiente.

Esta gran batería (la más grande usada por un ID.4 tiene 77 kWh útiles, mientras que la de un BMW iX3 tiene 74) es parte estructural de su plataforma CMF-EV. Si te suena de algo es porque es la misma que usa el Renault Megane E-Tech, aunque adaptada a las necesidades del Ariya.

Nissan Ariya

Sobre ella también se coloca una llamativa carrocería con 4,6 metros de largo. Son 18 centímetros más que un Qashqai y 8 menos que un X-Trail. Ahora bien, da sensación de ser más grande, sobre todo cuando pasas dentro. Aquí se aprovecha al máximo el espacio y con un conductor de 1,75 metros al volante detrás quedan 79 centímetros. Lo mismo que ofrece un Enyaq iV. También hay un piso plano, buena anchura, altura… Y delante esa sensación de espacio se acentúa por un diseño diáfano y minimalista. Además el Ariya no desentona con materiales y ajustes de calidad.

El Nissan Ariya es un viajero de largo recorrido

El maletero ofrece espacio, doble fondo y formas regulares, pero la disposición de motor delantero del Nissan Ariya elimina la posibilidad de un maletero delantero como el de algunos rivales.

Nos ponemos al volante y observamos una posición de conducción elevada (con el asiento en su posición más baja aún queda alto), gran visibilidad y solo botones físicos en el volante, pues el resto son hápticos y ocultos en la propia madera que adorna el salpicadero y la consola central, que tiene regulación longitudinal.

Homologa 520 kilómetros de autonomía, pero al desenchufarlo es sencillo ver una cifra superior. Sobre todo si nuestra conducción es urbana o tranquila. En estos casos el Nissan Ariya gasta muy poco, de forma que la gran capacidad de su batería da mucho de sí. Hasta el punto de poder coquetear con los 600 kilómetros reales.

Nissan Ariya

Para ello es mejor apostar por el modo ECO y su función e-Pedal, a la que hay que acostumbrarse por la alta capacidad de retención al dejar de acelerar. Y es que el freno se hace innecesario.

Una autonomía de más 400 kilómetros

En carretera mejor los programas Standard o Sport, que acentúan la entrega de potencia de su motor delantero con 178 kW (242 CV) y 300 Nm. Nissan no desvela el peso de este Nissan Ariya, pero es cierto que en marcha no se siente pesado. Y eso que las 2,2 toneladas será sencillo que las ronde (un ID.4 con batería de 77 kWh pesa 2.124 kilos). Más aún cuando compruebas sus buenas prestaciones, porque este Ariya es tan agradable y suave como rápido.

Nissan Ariya

También frena bien (este si tiene cuatro discos de freno), cuenta con una rápida y precisa dirección… y unas suspensiones que, aun siendo firmes, son más amables con los ocupantes que las de algunos adversarios. Si bien, ganaría puntos con un chasis activo que no ofrece y con las llantas de 19’’ de serie, que conlleva neumáticos con más perfil y menos sección. Y eso ayudaría a estirar también las recargas.

A pesar de todo, este Nissan Ariya no le teme a largos desplazamientos. A velocidades sostenidas de 120 km/h no es el más eficiente, pero permite realizar viajes de más de 400 kilómetros sin parar. Y eso se agradece. Ahora bien debería cargar a más de 130 kW.

LA CLAVE

Nissan da la campanada con este nuevo Ariya. Sorprende por confort, equipamiento, tecnología, acabado, prestaciones o autonomía, sobre todo esta versión con batería ‘gorda’, que para rizar el rizo, el modelo japonés debería cargar algo más rápido en corriente continua.

LOS RIVALES

MG Marvel R RWD Luxury

MG Marvel R Motor16

Gran alternativa y más asequible. Cómodo, amplio y bien equipado, no es tan rápido ni ofrece tanta autonomía, pues tiene batería de 70 kWh. Ofrece siete años de garantía.

Precio 44.790 euros
Potencia 179 CV
Autonomía 407 km
0 a 100 km/h 7,9 s

Skoda Enyaq iV 80

Skoda Enyaq iV Motor16

Espacioso y cómodo, no es barato y si igualas el equipamiento al Ariya cuesta casi más. Anuncia más autonomía, pero real ofrece la misma, pues su batería es de 77 kWh.

Precio 52.900 euros
Potencia 204 CV
Autonomía 544 km
0 a 100 km/h 8,5 s

Tesla Model Y

Tesla Model Y Motor16

La nueva versión de acceso ofrece brillantes prestaciones. Aun con una batería de 60 kWh presume de autonomía y tiene un precio ajustado. Es más grande pero está peor acabado.

Precio 51.200 euros
Potencia 325 CV
Autonomía 455 km
0 a 100 km/h 6,9 s