martes, 27 septiembre 2022

Conducimos el nuevo DS7: distinción enchufable

No debe ser fácil para una marca que está empezando, como DS, acometer la actualización de su modelo estrella; y más cuando este supone casi la mitad de las ventas de la marca. En concreto, el DS7 copa el 42 por ciento de las operaciones que la marca de Stellantis ha realizado en su corta pero ya intensa historia.

Para seguir siendo líder en la marca y uno de los preferidos en su segmento entre los modelos premium, en DS han decidido retocar solo ligeramente su estrella. Lo más evidente es que pierde ese apellido Crossback que caracterízaba al primer DS 7. Pero eso es solo ‘fachada’, porque el cambio más profundo está en el concepto y en la apuesta por la sostenibilidad.

DS7

El DS7 apuesta por la máxima electrificación…

La firma francesa ha comprometido un camino electrificado para sus modelos. Y aquí da un paso más para que sea así. El nuevo DS7 llega, básicamente con una apuesta clara por sus versiones E-Tech, los híbridos enchufables con los que logra la etiqueta 0. Junto a ellos se alínea una versión diésel que garantiza para los que aún no haya llegado su momento ‘eléctrico’, racionalidad y eficiencia.

DS7

Pero el resto de la gama DS7 son modelos PHEV, lo que convierte a este modelo en el único del mercado con tres diferentes alternativas enchufables. Porque a los ya conocidos E-Tech 225 y E-Tech 300 4×4 se une una versión aún más potente, de aire más deportivo, con 360 caballos que se sitúa en lo alto de la gama.