miércoles, 8 febrero 2023

Citroën C4 X, la era post SUV se fabrica en Madrid

Acabamos de ponernos al volante del Citroën C4 X. Se trata de un modelo de extraordinaria importancia por dos motivos: por un lado se trata de la alternativa de Citroën al concepto SUV, que tal y como ha declarado el presidente de la marca, se encuentra de capa caída. Por otro lado se trata de un modelo fabricado íntegramente en Madrid, lo cual le otorga una importancia estratégica dentro de los planes de futuro tanto de la fábrica española como de la propia firma Stellantis.

El modelo del que deriva el C4 X, el compacto C4, se fabrica también en la factoría de Villaverde, con unos resultados comerciales excepcionales. Por ello es de suponer que esta variante de carrocería debería mantener un posicionamiento similar e incluso superior.

C4 X, el C4 pega el estirón

La carrocería del nuevo C4 X mide 4,60 metros de longitud, 24 más que el modelo del que deriva, mientras que la distancia entre ejes es exactamente la misma. Por sus formas se trata casi de una berlina sobre elevada, con una trasera tipo cupé que da origen a un maletero de 510 litros de capacidad al que se accede por un portón no demasiado grande, lo que resta funcionalidad.

C4 X
Citroën ë-C4 X

El interior está bien acabado y ofrece una sensación de calidad muy en la línea con las últimas creaciones de la firma gala. Tiene plásticos duro pero ni son toscos ni quedan a la vista, mientras que dispone de dos pantallas, una multimedia y otra para el cuadro de relojes de excelente funcionamiento. Nos ha sorprendido la fluidez y la sencillez de manejo de la multimedia. 

C4 X

La habitabilidad mejora respecto al compacto del que deriva, especialmente en las plazas traseras, donde a pesar de la caída tipo coupé tanto la altura como el espacio de rodillas es suficientes para adultos de 1,90 metros de alto.

Fiel al Citroën advanced Comfort

Tal y como es habitual en la firma, el modelo responde a los criterios del programa Citroën Advanced Comfort, que busca hacer de los Citroën los coches más cómodos del mercado

Basa el programa en dos claves: por un lado unos asientos excelentes en cuanto a mullido y sujeción, nos referimos a los delanteros, y a una amortiguación con topes hidráulicos que la hacen mucho más suaves que las convencionales. Especialmente al paso de badenes o zonas de asfalto en mal estado.

Al volante convence, sobre todo para los que buscan un coche muy cómodo y sin vocación deportiva. Cualidades que encajan bastante con el comprador tradicional de Citroën.

C4 X

Transmite confianza y es el típico coche que te invita a viajar horas y horas por carreteras en buen estado, especialmente acompañado por el motor diésel BlueHDi de 130 caballos de potencia con cambio automático de ocho velocidades EAT8. No se trata del motor más silencioso del mundo, pero hace un conjunto difícil de superar con este coche, sobre todo en empuje y bajo consumo.

Dispone también de otras dos opciones térmicas, ambas gasolina de 100 y 130 caballos. Ve la luz también una versión 100% eléctrica denominada ë-C4 X con 136 caballos de potencia y una autonomía de 360 kilómetros. Su funcionamiento es aún más suave que el diésel, pero lógicamente los problemas para encontrar puntos de recarga limitan mucho su utilización.

Los precios de venta parten de los 22.800 euros de la variante gasolina de 100 caballos, mientras que el 130 diésel cuesta 28.000 euros y el gasolina 26.600 euros. La versión eléctrica parte de los 35.600 euros.