miércoles, 6 julio 2022

Qué debes hacer para evitar reventar el turbo de tu coche

En sólo unos años el turbo se ha compuesto en una pieza imprescindible de prácticamente todos los motores, tanto gasolina como diésel. Con la llegada de la guerra al consumo aparecieron tanto el downsizing como las sobrealimentaciones por turbo. En este caso es una pieza delicada y que puede durar tanto como el coche con algunos cuidados sencillos del turbo.

Cuidados sencillos del turbo

Genéricamente el turbo es un molinillo pequeño, del tamaño de una caracola con un molinillo dentro que gira a altísima velocidad sobre un eje y suspendido sobre un rodamiento. Está propulsado por los propios gases de escape y su misión es introducir oxígeno en las cámaras de combustión.

De esta forma la fase de explosión tiene más oxígeno, lo que mejora la combustión y además está caliente, lo que también la mejora. Es un mecanismo realmente sencillo en la que la parte más débil es la propia turbina, que gira sobre sí misma a una velocidad por encima de las 150.000 revoluciones por minuto y con un altísima presión de soplado.