lunes, 15 agosto 2022

Volvo XC90 T8 Twin Engine Polestar. El Volvo más potente de la historia

No cabe duda de que la asociación entre Volvo y el especialista Polestar está dando resultados sorprendentes. A los deportivo Volvo S60 Polestar y Volvo V60 Polestarse sumó hace pocos días la actualización por parte de este especialista de los motores diésel D5, mientras que ahora conocemos la llegada del Volvo más potente de todos los tiempos, porque este Volvo XC90 T8 Twin Engine firmado por Polestar es capaz de proporcionar una potencia de 426 CV.

A partir de 80.000 euros

Polestar ha partido de la base más poderosa de este llamativo crossover, la cual esconde bajo su carrocería una mecánica híbrida enchufable que combina un motor 2.0 Turbo de cuatro cilindros con otro motor eléctrico situado en su eje posterior. Este todocamino que supera holgadamente las 2,3 toneladas de peso es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 230 km/h. Cifras que hay que tener en consideración, más si tenemos en cuenta que firma un gasto medio de 2,1 l/100 km y unas emisiones de 49 g/km de CO2.

Decir que Polestar mantiene intacto su motor eléctrico, de forma que esa mecánica sigue proporcionando una potencia de 88 CV y 240 Nm. Sin embargo, el revolucionario 2.0 Turbo ha sido optimidado, de forma que su potencia pasa de 320 a 338 CV, del mismo modo que el par máximo se eleva de los originales 400 Nm a 440 Nm. En total ahora este eficiente crossover es capaz de ofrecer bajo nuestro pedal derecho nada menos que 426 CV de potencia y 680 Nm de par máximo.

También han variado su transmisión

Polestar también ha trabajado en su transmisión automática de 8 velocidades. Ha variado su gestión electrónica para que sea más rápida a la hora de subir de marcha, del mismo modo que un sensor de fuerza G mide las aceleraciones laterales para que la transmisión no varíe la marcha engranada en caso de encontrarnos en pleno apoyo, mejorando cláramente el comportamiento dinámico de este corpulento crossover. Es de suponer que dirección y acelerador también variarán su forma de trabajar y aproximarlo a su carácter deportivo.

Este incremento de potencia no repercute en su autonomía en modo eléctrico, que sigue siendo de 43 kilómetros, ni tampoco en su consumo medio, que se mantiene inalterado. Ahora bien, ese extra de potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5,5 segundos, una décima menos que los originales con sus 408 CV de potencia.

Estas versiones firmadas por Polestar ya se encuentran disponibles en Europa, pero por el momento no tenemos ninguna pista sobre el precio que tendrá en nuestro mercado.