viernes, 30 septiembre 2022

Volkswagen. Un camino imparable hacia la descarbonización

Parece claro y manifiesto que los coches eléctricos han llegado para quedarse. No es un secreto que los fabricantes están volcados en esta tecnología desde hace ya varios años, ya que consideran que es el futuro de la industria y además es la única manera de hacer frente a las estrictas regulaciones por parte de los gobiernos, que están ya entrando en vigor, y a las más estrictas aún que están por venir.

¿Qué tienen en común Volkswagen y el Reino Unido?

Pero no todo es la electrificación de un vehículo, es decir, no todo pasa por ofrecer al comprador un coche eléctrico, como el ID.3 o el ID.4. Para conseguir la meta de ser una compañía neutra en carbono para 2050, Volkswagen tiene que hacer mucho más que ofrecer coches cero emisiones. Y es que, según los datos que ha aportado la propia firma alemana, el año pasado, emitieron 369 millones de toneladas de CO2 a la atmosfera. Esto, para que nos situemos un poco, es equiparable a la cantidad que emitiría un país entero como el Reino Unido (358 millones de toneladas), por ejemplo.

1 G0954c8eYP2v3 Motor16

Con estos datos sobre la mesa, Volkswagen se ha propuesto reducir drásticamente esto, y en ello está desde hace un tiempo, por lo que planea que para el año 2030, estas emisiones se habrán reducido en un 40%, siendo 2050 el año en que pretenden haberlas reducido en un 100%.

Pues bien, para lograr el objetivo que se han propuesto, que, aunque parezca muy a largo plazo hay que tener en cuenta el gigantesco tamaño de este fabricante, Volkswagen va a apoyarse en cuatro pilares fundamentales que cimentarán todo el proceso de modernización y transición. Estos son: electrificación de los vehículos, una producción más limpia, utilización de energías renovables y reciclaje.

Aceleración en la electrificación

Si empezamos desde el primero, la electrificación de los vehículos, Volkswagen cree que es el pilar central y más fundamental de todos: la aceleración en la creación y desarrollo de estos vehículos. La meta que se persigue es la total electrificación de la nueva flota en el futuro. Tanto es así que, para 2030, al menos el 70% de los vehículos que venda la compañía en Europa serán eléctricos, mientras que, en Estados Unidos y China, esta cifra será del 50%. Además, la compañía también se ha propuesto lanzar, al menos, un vehículo eléctrico cada año. Así es como pretenden darle el empujón necesario a este tema.

2 G0954c8eYP2v3 Motor16

Una producción más limpia

Por otro lado tenemos el tema de la producción. Es cierto que conducir un coche eléctrico u ofrecerlo está muy bien, pero, si para producirlo se ha contaminado más de lo que haría un coche de combustión en toda su vida, ¿de qué ha servido? Pues esto es precisamente lo que aborda la firma con este apartado. Se va a buscar y analizar cómo conseguir hacer de la producción un proceso mucho más limpio. Por ejemplo, ya en la actualidad, todas las plantas de producción europeas se nutren de electricidad procedente de energías renovables. Pero no quieren detenerse aquí, quieren que para 2030, todas sus plantas utilicen el 100% de su electricidad procedente de estas fuentes (quitando las de China).

Además de esto, Volkswagen premiará a las compañías que sean más respetuosas en sus formas de fabricación ¿Qué quiere decir esto? Pues que los proveedores, suministradores o colaboradores que trabajen con Volkswagen, serán elegidos no solo por su competencia, sino también por cómo hacen las cosas, es decir: se valorará la huella de carbono que cada compañía posee, haciendo de este un factor vital para asociarse.

3 G0954c8eYP2v3 Motor16

Energías renovables

El siguiente tema a abordar es la utilización de las energías renovables. Ya se utiliza electricidad sostenible en las plantas europeas, pero quieren más. Para lograrlo, Volkswagen va a invertir hasta 2025 un total de 40 millones en dichas energías.Con esto ayudará a la construcción de turbinas de viento o de plantas de energía solar. Solo con esto se reduciría a la mitad el número de emisiones de CO2. Y es que Volkswagen ofrece ya coches eléctricos a sus clientes, pero cuando debemos cargarlos, muchos no recurren a las energías renovables para hacerlo, por lo que no se está cumpliendo el objetivo completo que se persigue con la electrificación. Con esta inversión que realizará Volkswagen, se convierte en el primer fabricante en apoyar y financiar el desarrollo de una red de energía sostenible a gran escala, donde buscarán poblar las carreteras con cargadores que se valgan de dicha fuente para cargar nuestro eléctrico.

Reciclaje

Por último, como punto de cierre del programa, la firma alemana pone el foco en el reciclaje, más concretamente en el de las baterías. Actualmente, las baterías de Volkswagen cuentan con una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros. Es cierto que están fabricadas para durar mucho más, pero cuando el momento de cambiarlas llegue, el fabricante quiere reciclarlas y utilizar hasta el 90% de los materiales en otros aspectos. Incluso se puede reutilizar en torres de carga, aunque no valga para un coche, por la demanda de potencia, sí que vale para tareas o elementos que demanden mucha menos energía.

4 G0954c8eYP2v3 Motor16

Y esto es lo que persigue Volkswagen, que, mediante estos cuatro puntales en su estrategia, pretende aportar su pequeño (o no tan pequeño) granito de arena a la sostenibilidad. La firma está inmersa en una carrera de fondo en la que no vale mirar al mañana esperando que todo suceda solo, Volkswagen ha cogido el toro por los cuernos y está poniendo todo su empeño y esfuerzo en que el camino hacia la descarbonización no solo sea electrizante y emocionante, sino también una realidad palpable desde la actualidad.