Volkswagen ID.5. La familia eléctrica continúa creciendo
HASTA 520 KM DE AUTONOMÍA

Volkswagen ID.5. La familia eléctrica continúa creciendo

El electrizante Volkswagen ID.4 ahora tiene un nuevo hermano con un aire más 'deportivo'. Se trata de este ID.5 que ofrece versiones con hasta 299 CV de potencia y con hasta 520 kilómetros de autonomía.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

3 de Noviembre 2021 13:00

Comparte este artículo: 0 0

Hoy era el día señalado por Volkswagen para desvelar al mundo entero su nuevo ID.5, un llamativo SUV eléctrico que en realidad no es otra cosa que un ID.4 con una silueta con cierto aire deportivo para ofrecer un rival directo para los también nuevos Audi Q4 e-tron Sportback y Skoda Enyaq Coupé iV, precisamente sus primos directos.

Este nuevo Volkswagen ID.5 conserva muchos detalles estéticos ya vistos en el ID.4, pero luce un techo mucho más tendido en su parte final, donde además se remata con un discreto alerón. Los diseñadores de la firma alemana también aplican detalles específicos para los ID.5, que pueden estar equipados con llantas de entre 19 y 21 pulgadas.

Con una mejor aerodinámica

Para que lo tengas en cuenta, este nuevo SUV eléctrico mide 4,60 metros de largo, que son dos centímetros más de lo que mide el ID.4. Y a pesar de lo que se podría pensar viendo su silueta, la altura es prácticamente calcada en estos dos eléctricos de Volkswagen, pues pasa del 1,64 metros de un ID.4 a 1,61 metros en el caso de estos ID.5. Este detalle es fundamental para ofrecer una mejor aerodinámica, porque estos nuevos Volkswagen ID.5 presumen de ofrecer un Cx de sólo 0,26 (0,28 tiene un ID.4), cifra que crece hasta los 0,27 en el caso de la versión GTX. Por este motivo presumen de ofrecer algún kilómetro de autonomía extra respecto a su hermano.

El interior también se mantiene calcado al ID.4, incluyendo una gran pantalla central de 12 pulgadas, a la que se suma otra más pequeña (son 5,3 pulgadas) justo colocada en la columna de la dirección. Desaparecen la mayor parte de los botones físicos y se apuesta por la digitalización en un interior realmente espacioso gracias a que la plataforma MEB le procura una distancia entre ejes de 2,77 metros, la misma cifra de la que presume el ID.4.

Incluso presume de más maletero

Delante ofrece el mismo espacio que su hermano, mientras que detrás la firma alemana asegura que solo se reduce la altura libre al techo en 12 milímetros. El ID.5 también presume de capacidad de maletero con sus 549 litros de capacidad, lo que son seis más de los que ofrece un ID.4. Abatiendo sus respaldos traseros, divididos en partes 60:40, este crece hasta los 1.561 litros.

Será el año que viene cuando Volkswagen lo ponga a la venta, desde el minuto uno con la deportiva versión GTX, la cual ha llegado no hace mucho tiempo al ID.4. Comparte hasta el último detalle mecánico, de forma que hablamos de una variante con dos motores eléctricos, donde el delantero eroga 80 kW de potencia (109 CV) y 162 Nm de par motor, mientras que el trasero inyecta otros 150 kW (204 CV) y 310 Nm. En total hablamos de220 kW (299 CV), suficientes para permitirle acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 180 km/h.

Todos con batería de 77 kWh

La versión de acceso se denominará Pro y esconde un motor trasero con 128 kW (174 CV) y 310 Nm, mientras que los Pro Performance usan ese mismo, y único, motor posterior, solo que con 150 kW (204 CV) y 310 Nm. Gracias a ello son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,4 y 8,4 segundos respectivamente, mientras que su velocidad punta se limita a 160 km/h en ambos casos.

Lo curioso en el caso de este nuevo Volkswagen ID.5 es que todos esconden en su plataforma MEB una batería con 77 kWh de capacidad (el ID.4 si que tiene versiones con baterías de 52 kWh), que se traduce en una autonomía de hasta 520 kilómetros en ciclo WLTP en las versiones Pro y Pro Performance, que se quedan en 480 kilómetros en el caso de los potentes GTX por su peor aerodinámica y por su mayor peso.

Esa batería de iones de litio admite recargas en corriente alterna de hasta 11 kW, mientras que en corriente continua se pueden recargar hasta 135 kW, lo que son 10 más que en los ID.4. Gracias a ello, en tan solo 30 minutos acumulan energía para poder recorrer otros 390 kilómetros en los Pro y Pro Performance, que se quedan en 320 kilómetros en el caso de los GTX.

En materia de tecnología estos ID.5 presumen de ofrecer todo lo que está disponible en los ID.4, que pueden equiparse con un avanzado Head-Up display con realidad aumentada, sensacionales sistemas de iluminación IQ.Light con faros Matrix LED y pilotos LED 3D, iluminación ambiental con 30 colores, los más avanzados sistemas de conectividad... sin pasar por alto una puesta a punto específica para su chasis, que incluso puede estar equipado con suspensión DCC regulable en 15 posiciones diferentes.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon