viernes, 30 septiembre 2022

Volkswagen ID.3. Ya se está fabricando en Dresde

La Fábrica de Cristal se acaba de convertir en la cuarta planta del mundo que produce eléctricos de la firma germana basados en la plataforma MEB, tras Zwickau, Anting y Foshan. Unidas, tienen una capacidad de producción máxima de más de 900.000 vehículos al año. En los próximos meses, se unirán las plantas de Emden, Hanover y Chattanooga.

En esta planta, la producción del nuevo ID.3 empezará con un turno y 35 vehículos de lunes a viernes. En el futuro, en la Fábrica de Cristal se entregarán más unidades, con el objetivo de llegar a 9.700 en 2022.

«Volkswagen sigue promoviendo su ofensiva eléctrica. Además de los nuevos modelos eléctricos, esto también incluye la transformación de la red de producción global. En Dresde, ya estamos convirtiendo la cuarta planta de Volkswagen para que acoja a la nueva familia de ID. y la MED. Al mismo tiempo, estamos ampliando semanalmente los volúmenes de la producción de coches eléctricos de Zwickau y de nuestras plantas MEB», ha asegurado Thomas Ulbrich, responsable de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de Volkswagen.

Motor16

La Fábrica de Cristal

Desde que abriera sus puertas en 2001, allí se ha producido el Phaeton (84.235 unidades), el Bentley Flying Spur (2.186 unidades) y el e-Golf (50.401 unidades).

A principios de 2021, su área de producción se convirtió para cumplir con los requisitos de la Plataforma MEB. Las últimas medidas de conversión incluyen la instalación de un sistema en el que se instala el techo panorámico y se adaptan los dispositivos de retención para la instalación de la cabina y el sistema de asientos.