jueves, 2 febrero 2023

Volkswagen Beijing Concept 2016. El futuro Touareg

El actual Volkswagen Touareg tiene los días contados, pues es por todos sabido que la nueva generación de este todocamino de 4,80 metros de largo se pondrá a la venta el año que viene. Y lo más probable es que este nuevo Volkswagen Beijing Concept que la firma alemana adelanta con estos bocetos y que será presentado en el Salón de Pekín el próximo 25 de abril, sea el prototipo que adelanta la futura generación de este todocamino.

Como un Tiguan, pero en grande

Su diseño exterior se mantiene en consonancia con los nuevos productos de la firma alemana, con líneas angulares y robustas, que se combinan con nuevos sistemas de iluminación LED. También irán un paso más allá y en su zaga aparecen unos pilotos con iluminación OLED, como los que utilizarán también nuevos modelos de Audi. Su diseño exterior recuerda al nuevo Volkswagen Tiguan, pero a una escala superior.

1 Oa9i3e81EU0kt Motor16

Los característicos faros delanteros con forma de «C» son comunes en todos los modelos híbridos y eléctricos de Volkswagen y en este Beijing Concept no son excepción. Adelantan que bajo su carrocería se esconde una mecánica híbrida enchufable, las ya habituales plug-in, con una combinación idéntica a la que hace gala en su hermano gemelo, el Audi Q7 e-tron. Combina un motor térmico y díesel con otro motor eléctrico para generar una potencia de 380 CV y 700 Nm (el Audi Q7 e-tron se conforma con 373 CV y 700 Nm). También se convierte en un vehículo con un sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Motion y que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas seis segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 224 km/h.

50 kilómetros en modo eléctrico

Sus baterías de ión-litio se pueden recargar en un enchufe doméstico y con ellas «a tope» este Volkswagen Beijing Concept es capaz de recorrer hasta 50 kilómetros en modo completamente eléctrico. Esto ayuda a que firme un consumo medio en ciclo NEDC de sólo 3,0 l/100 km (el Q7 e-tron homologa sólo 1,8 l/100 km).

Todo ello es posible gracias a que este prototipo contará con la plataforma MLB Evo que también utilizan los nuevos Audi Q7 y Bentley Bentayga, la cual en un futuro sustentará a la próxima generación del Volkswagen Touareg que adelanta este prototipo, además de al futuro Porsche Cayenne.

En su habitáculo, estrena un nuevo cuadro de instrumentos que lleva un paso más allá la tecnología del Digital Cockpit que ahora emplean los nuevos Volkswagen Passat, pues a su pantalla de 12,3 pulgadas se le sumará otra curvada que va pegada a esta principal y que se podría llevar a la producción junto a los mandos interiores con tecnología táctil.