domingo, 5 febrero 2023

Por usar mal las luces de tu coche, la DGT te puede multar con 200 euros

La conducción nocturna es sumamente delicada por la limitación de la visibilidad. Utilizar adecuadamente las luces de tu coche es esencial. Extremar las precauciones por la noche supone minimizar los riesgos de accidente. Y para ello resulta fundamental disponer de un sistema de alumbrado adecuado y, por supuesto, tenerlo en perfecto estado de uso.


Pero además hay que utilizarlo de manera adecuada, de forma que aprovechemos al máximo las posibilidades de alumbrado de nuestro vehículo, pero sin perjudicar al resto de conductores. Los deslumbramientos, los fallos en el funcionamiento de los faros y mandos de acción, las bombillas fundidas y otros problemas nos pueden llevar a situaciones complicadas, incluso provocar un accidente. Además, si no utilizas bien las luces de tu coche, la DGT te puede multar con 200 euros.


Las luces de tu coche

Luces del coche


Las luces de tu coche son de vital importancia para tu seguridad y la de los demás. Ver y ser vistos. Conocer qué elementos luminosos están instalados y para qué sirven, así como su uso correcto, pueden librarte de una multa hoy y de un accidente siempre.


Además los sistemas de iluminación han dado un importante salto tecnológico en los últimos años con los faros leds y los más evolucionados con sistema láser. Además de los faros matriciales que adaptan el haz luminoso de forma automática, sin deslumbrar al resto de vehículos, manteniendo iluminados con la máxima intensidad el resto de zonas de la carretera.


El alumbrado del vehículo es un sistema clave en la seguridad activa. Gracias a la iluminación podemos circular en situaciones de baja visibilidad, permitiéndonos ver con claridad. Así como informar al resto de usuarios de la vía sobre nuestra presencia en la carretera, la dirección que vamos a tomar o la velocidad a la que estamos circulando.