sábado, 28 enero 2023

Un millón de dólares podrían pagar por este Ford GT

El contrato firmado por muchos de los propietarios primerizos de un Ford GT ha expirado. Y es que dicho contrato, creado por la firma del óvalo azul para intentar evitar la especulación que rodea en los últimos tiempos a todo vehículo de producción limitada, prohibía a los mismos el poder vender su deportivo antes de que se cumplieran dos años de tenerlo en su poder.

Es por esta razón que muchos Ford GT están comenzando a aparecer en el mercado de ocasión, y ahora esta flamante unidad será subastada a finales de este mismo mes de agosto por los expertos de Mecum. Y todo apunta a que alcanzará los siete dígitos.

Tiene 70.000 dólares en opciones

Esta unidad de 2018 está acabada en color Frozen White e incluye un kit completo de fibra de carbono brillante, un extra de 15.000 dólares (12.655 euros). Y por si no fuera suficiente, su dueño también pagó otros 15.000 dólares para equiparlo con estas llantas de fibra de carbono de 20 pulgadas, mientras que el sistema de escape firmado por Akrapovic y fabricado en titanio le salió por otros 10.000 dólares (8.435 euros) adicionales.

Motor16

No contento con ello su interior revela una configuración denominada Dark Energy que era un extra valorado en 30.000 dólares (25.315 euros) y que incluye los asientos de competición Sparco en carbono y tapizados en alcántara, además de arneses de seis puntos o un volante específico. Ahora bien, dentro tampoco desentona un cuadro de instrumentos digital de 10,1 pulgadas o la pantalla táctil de 6,5 pulgadas, los únicos elementos que aportan un toque tecnológico a este deportivo.

Su afortunado propietario lo ha mantenido en un sensacional estado, tanto que solo ha recorrido 97 millas (unos 156 kilómetros) con su joya.

Por aquellos entonces un Ford GT tenía un precio de 450.000 dólares al otro lado del océano, que son algo así como 387.700 euros al cambio actual, a lo que tendrías que sumar los 70.000 dólares (59.065 euros) de las opciones de este ejemplar que aseguran bien podría llegar a duplicar su precio original y superar la berrara del millón de dólares como otras unidades que ya han cambiado de manos hace pocos meses.