miércoles, 30 noviembre 2022

Trucos para evitar un golpe de calor dentro de tu coche

¿Este es el mejor verano de nuestras vidas? Puede que para unos afortunados lo sea, pero lo que está claro es que ha sido fugaz. Aunque el periodo de tiempo ha sido el mismo que cada año, el paso de la pandemia nos ha dejado con la sensación de haber vivido un verano efímero, en el que todo disfrute ha sido poco. Queremos más… incluso aceptaríamos a estas alturas un último golpe de calor.

Quedan pocos días para que se acabe el mes de agosto, momento en el que muchos aprovecharán para realizar la última escapada… y para ello hay que estar bien preparado. Factores como el calor, las carreteras congestionadas, los riesgos de la fatiga y la deshidratación, pueden generar muchísimas situaciones peligrosas al volante. Aunque muchos no lo crean, seguridad y calor son enemigos históricos.

¿Cómo sufren los animales el golpe de calor?

En el caso de los animales, debes tener en cuenta que a diferencia de los humanos, estos no sudan. Es decir, no transpiran para regular su temperatura sino que jadean, y ese proceso de regulación es bastante más lento. Empatiza con ellos, que sufren en silencio, pero sobre todo con los perros con rostros cortos (como pugs y bulldogs), que sufren incluso más con el calor porque les resulta más difícil respirar.

Algunos de los síntomas que puedes detectar cuando los animales tienen calor son: importante aumento del ritmo cardiaco, jadeos y quizá empiece a lamer su cuerpo para tratar de enfriarlo a la desesperada. Su respiración se va a volver mucho más rápida y nerviosa, puede llegar a tener temblores, falta de equilibrio, espasmos e incluso desmayarse.

perro