lunes, 8 agosto 2022

Toyota y el Hyundai Tucson, marca y modelo líderes de ventas este año

Toyota y el Hyundai Tucson son la marca y el modelo que lideran las ventas de coches este año en España, en un mercado en retroceso que ha perdido ya el 10,7% de las matriculaciones respecto al año anterior.

Según datos de las principales asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), entre enero y junio de este año se han comercializado en nuestro país 407.757 turismos y Toyota es la marca que más vehículos matriculó, con 37.188 automóviles, seguida de Volkswagen (31.224 unidades), Peugeot (31.020 unidades), Kia (30.813 unidades) y Hyundai (30.222 unidades) completando el top cinco.

El ranking de modelos más vendidos en España en junio la encabezó el Hyundai Tucson (2.806 unidades), que lidera también el acumulado anual con 11.907 unidades comercializadas. Le siguen en la lista de los modelos preferidos por los españoles este año el Seat Arona (11.707 unidades), el Toyota Corolla (10.443 unidades), el Volkswagen T-Roc (9.836 unidades) y el Toyota C-HR (9.795 unidades).

Los SUV, los preferidos en ventas

Por segmentos, los SUV lideran claramente el mercado del automóvil en España. Los crossover de tamaño medio son los preferidos, con 118.318 unidades comercializadas, seguidos de los SUV pequeños, con 98.646 unidades. Fuera de la carrocería SUV, se colocan en tercer lugar entre los más demandados los utilitarios, con 70.431 unidades comercializadas.

El pasado mes de junio se vendieron en nuestro país 89.252 automóviles, con una caída en las matriculaciones del 7,8% respecto al mismo mes del año anterior. Toyota, Hyundai y Dacia fueron las marcas más demandadas, mientras que los modelos que lideraron las ventas fueron el mencionado Tucson, seguido del Dacia Sandero y el Dacia Duster.

Las principales asociaciones del sector siguen achacando la caída a la incertidumbre económica y la crisis de los microchips, que están condicionando la producción no solo en España, sino también en Europa.

La subida de la inflación, que ha alcanzado su nivel más alto desde hace 37 años, y el crecimiento constante de los precios de los combustibles también están condicionando la demanda, de modo que muchos particulares retrasan la compra. Con todo esto, en el sector apuntan a que este 2022 las ventas cerrarán por tercer año consecutivo en unas 900.000 unidades, lejos del millón en el que previsiblemente debería estar un mercado como el español.