lunes, 28 noviembre 2022

TopCar Mercedes-AMG GLE Coupé. Imposible pasar desapercibido

El imponente Mercedes-AMG GLE Coupé tras pasar por las manos del especialista ruso TopCar lo primero que hace es cambiarse de nombre y pasar a denominarse Inferno. Y posteriormente adquiere este agresivo aspecto exterior. Ahora bien, dejarlo con esta llamativa imagen exterior no nos va a salir precisamente barato, pues el kit estético «básico» está formado por los diferentes paragolpes, capó delantero, pasos de rueda ensanchados, alerón posterior o difusor trasero entre otros muchos componentes, tiene un precio de 17.080 euros, que no es poco.

Y con llantas de hasta 23 pulgadas

Si queremos ganar aún más exclusividad en nuestro Mercedes-AMG GLE Coupé, siempre nos podemos decantar por estas mismas piezas exteriores, pero decoradas con detalles en fibra de carbono, pero en este caso nos pasará a costar 20.205 euros. Si no nos gustan las llantas de 21 pulgadas que equipa de serie, siempre podemos cambiarlas por estas de la imagen, que están disponibles con 22 ó 23 pulgadas y suman unos separadores para llenar el espacio dejado por los nuevos pasos de rueda. Ahora bien, las «pequeñas» tienen un precio de 6.500 euros, mientras que pueden llegar hasta los 10.400 euros.

1 HHv3tFRc2Le0o Motor16

TopCar no sólo se ha quedado en el apartado exterior y por esta razón ofrece un sinfín de detalles para personalizar también el habitáculo de los Mercedes-AMG GLE Coupé, comenzando por nuevas molduras que pueden estar fabricadas en carbono o madera. También podemos personalizar su interior con piezas tapizadas en piel de cocodrilo e incluso decoradas con oro de 24 quilates.

Motores Biturbo con hasta 716 CV

Sus poderosos motores biturto también han sido tenidos en cuenta por parte de TopCar. Comenzando por el Mercedes-AMG GLE 43 4Matic Coupé, decir que su propulsor 3.0 V6 Biturbo pasa de 367 a 455 CV, mientras que el motor 5.5 V8 Biturbo de los Mercedes-AMG GLE 63 Coupé pasa de 557 a 682 CV. La versión más «bestia» también ve como su motor se retoca y por este motivo el 5.5 V8 Biturbo pasa de 585 a 716 CV de potencia en los Mercedes-AMG GLE 63 S Coupé.