jueves, 2 febrero 2023

Technoimpulse Rocket Z. Hasta el infinito y más allá

En Rusia son especialistas en fabricar algunos de los todoterreno más salvajes del planeta. Y no lo decimos por el Lada Niva, sino por criaturas como este Avtoros Shaman o este Sherp ATV por mencionar dos ejemplos claros de a que nos referimos.

Pues ahora desde Rusia llega también este impresionante Technoimpulse Rocket Z 210-91, una criatura que es capaz de llevarte a explorar los terrenos más recónditos de la tierra. Bajo su angular carrocería se esconde un propulsor bastante sencillo y de origen Hyundai. Se trata de un bloque turbodiésel de cuatro cilindros y 2.5 litros que está disponible con 82 y con 100 CV de potencia (erogan también 200 y 230 Nm de par motor).

Sorprendentes capacidades off-road

Que no te echen para atrás estos datos mecánicos propios de un utilitario, pues está combinado con un cambio manual de 5 velocidades, que además añade reductora y un sofisticado sistema de tracción a las cuatro ruedas que incorpora todo tipo de bloqueos para los diferenciales. Por lo que superar cualquier obstáculo será pan comido.

A ello también ayuda sus mínimos voladizos gracias a unos neumáticos propios de un tractor. La presión de estos se puede regular de forma automática, pues equipa de serie un compresor interno para ello.

Esta máquina que mide 4,89 metros de largo, presume de tener unos ángulos de ataque y salida de 52 grados, al igual que su distancia libre al suelo es de 600 milímetros.

Caben 200 litros de combustible

Para alimentar a su motor diésel, este Technoimpulse Rocket Z 210-91 esconde en su interior dos depósitos de combustible en los que se pueden almacenar 100 litros en cada uno de ellos. Y es que en la estepa rusa no deben abundar las gasolineras.

Su disposición interior es bastante particular, pues en la parte delantera sólo aparece el asiento del conductor, además de todos los mandos necesarios para viajar al fin del mundo. Si bien, esconde otro asiento plegable para que pueda viajar un acompañante de forma esporádica. Tras estos asientos hay una clásica banqueta para tres ocupantes, bajo la que se esconde su mecánica de origen Hyundai. Y más atrás también hay otros dos bancos colocados en los laterales, que se pueden convertir en una cama.

Decirte que si estás interesado en hacerte con uno de estos aventureros vehículos, en Rusia ya le han puesto precio, el cual arranca en 5,6 millones de rublos. Para que te hagas una idea, eso vienen a ser unos 74.000 euros.