martes, 4 octubre 2022

Subaru va a tener un nuevo SUV

Anota en el calendario la fecha del próximo jueves 15 de septiembre. Ese es el día que Subaru se ha marcado para presentar al mundo entero un nuevo SUV, que inicialmente verá la luz en Japón.

La compañía nipona anuncia la llegada de este nuevo vehículo con un vídeo que realmente deja todo a la imaginación. Y es que en dicho vídeo apenas se pueden intuir las formas que tienen sus faros delanteros, con tecnología Full LED. Subaru también permite apreciar unos pilotos traseros con forma de C, pasos de rueda ensanchados que potencian su carácter aventurero, una parrilla delantera de nueva factura, faros antiniebla circulares…

¿Nuevo modelo o una actualización del Subaru XV?

Subaru se mantiene en absoluto secreto sobre los detalles de este nuevo vehículo, al que se refiere sencillamente como un ‘nuevo SUV’. Ahora bien, suenan rumores de que este próximo vehículo de la casa nipona podría ser simplemente una puesta al día del conocido Subaru Crosstrek, un modelo que aquí conocemos con el nombre de XV y que se puede adquirir desde 24.850 euros. Y ese rumor puede tener su lógica si tenemos en cuenta las proporciones y la apariencia exterior de este futuro SUV, semejantes a las de un Impreza.

Nada más se sabe sobre este futuro SUV de la casa nipona, pero debes tener en cuenta que el actual Subaru Crosstrek o XV para nosotros, fue mostrado al público en el Salón de Ginebra allá por el año 2017. Este sensacional vehículo recibió una completa actualización en 2021, por lo que también es verdad que parece poco tiempo para volver a ponerlo a tono.

Independientemente de todo ello, este nuevo SUV de Subaru debería aterrizar siempre con su exitoso sistema de tracción a las cuatro ruedas. También con particulares mecánicas bóxer, que sumarán un sistema híbrido eléctrico, detalle con el que actualmente ya cuenta ‘nuestro’ XV. Exclusivamente en la versión de dos litros, donde ese motor se acompaña de una parte electrificada que le permite conseguir el distintivo ECO de la DGT. Esto no sucede con el 1.6, que recurre a una mecánica tradicional, eso sí, con una configuración bóxer.