viernes, 9 diciembre 2022

Stellantis comprará materias primas para las baterías en Australia

El grupo Stellantis ha firmado un acuerdo con la empresa minera GME Resources Limited para la compra de sulfato de cobalto y de níquel, que utilizará en las baterías de sus vehículos electrificados. Estas materias primas procederán del proyecto NiWest, en Australia, en el que se prevé la producción de alrededor de 90.000 toneladas anuales de sulfato de cobalto y de níquel.

El proyecto cuenta hasta el momento con una inversión de 30 millones de dólares australianos (unos 46 millones de euros al cambio actual), que se invertirán en actividades de perforación, pruebas metalúrgicas y estudios de desarrollo.

De momento, el acuerdo de Stellantis y GME no es vinculante y está a la espera de un estudio definitivo de viabilidad para el proyecto NiWest, que se encuentra a unos 30 kilómetros de la instalación de Murrin Murrin (Glencore), la mayor productora de níquel y cobalto de Australia.

Acuerdo entre Stellantis y GME Resources.

Stellantis: horizonte eléctrico en 2030

El grupo automovilístico prevé que en 2030 el 100% de sus ventas de turismos en Europa sean vehículos eléctricos, la mitad, el 50%, en Estados Unidos. Además, aspira a ser una compañía neutra en carbono en 2038, con una reducción del 50% para 2030.

En este sentido, el acuerdo con GME para el suministro de materias primas para la fabricación de baterías permitirá a Stellantis cumplir con sus objetivos de ventas y descarbonización. Según el responsable de Compras y Cadena de Suministro de Stellantis, Maxime Picat, el grupo trabaja a diario para ofrecer a sus clientes una movilidad «limpia, segura, asequible y libre y este contrato permitirá asegurar unos recursos para reforzar la cadena de valor de Stellantis para la fabricación de vehículos eléctricos».